martes, 4 de diciembre de 2007

Cambio de casa

Todo cambio es complejo, hoy definitivamente hago un cambio.
Hay mudanza, me traslado finalmente con bolsos y petacas.
Solo espero que la convivencia sea buena, es peliagudo cohabitar.
Innovaremos en un buen experimento.
Hoy mi viaje me guía a artes...
Para mis amigos y aquellos que aun deseen leerme... este boliche se cierra, mientras no cambie nuevamente de rumbo, quien sabe, cada día tiene su afan me soplan por ahí.
El viaje continua...
http://artesmuyvisuales.blogspot.com/

lunes, 3 de diciembre de 2007

Encuentros

Niños azuzando el fuego, eso eran nuestras noches, incitando los nocturnos desvelos, deslizando nuestras telas y cobijas, encuentros veloces, afiebrados, fugaces.
Debemos vernos, percibirnos, llegar al instante determinante, solo sería mirarnos y saber, ser la súper nova. ¿Después la nada?... enana blanca

Los ingredientes, una mesa, ambiente calido, acompañados de líquidos y chácharas, podrían ser whisky o un jugo o mineral… sin gas por favor.
Fumando cigarrillos, el humo cegando la mente, podrían ser de los otros… pero no, estamos en público.

Mirarse a los ojos, que difícil, ahí están sus manos, aquí están mis pechos, mirarse a los ojos difícil…
Por el encuentro, ¡salud!, finalmente te veo; preguntas triviales y de buenas costumbres. ¿Fue muy difícil?, ¿te quedaras por acá?, ¿tienes donde quedarte?, ¿Cómo estas?, ¿es lo que esperabas?

Mejor será un whisky… y comienzan las explicaciones, el preámbulo ampuloso e insufrible, diciendo, sabes que no te quiero… sabes que esto es el comienzo, sabes que no hay expectativas y yo, solo pienso, sabes… mejor bésame.
No, así, no, eso no se pregunta, solo fluye… Mejor, no pensar.

Y aquí viene el efecto domino…
Digo, ¿Es lo que esperabas?, tengo algo de calor, le miro fijamente, nos hipnotizamos, salimos a la calle embriagados de las risas nocturnas… besos, muchos besos, abrazos y respiración.
¡Hey! no me lleves por lo oscuro, cuidado con el escalón, es fácil resbalarse con uno… o le pondremos el nombre del padre.

Abro mis ojos, la luz me ciega, susurros, susurros al oído… no, no son susurros, es la respiración de quien esta junto a mi, juntos, contiguos sin nada de deseo de por medio, solo la ternura de la cercanía.
Finalmente solo dormimos, éramos niños cansados de reír. Es un bello despertar, un buen comienzo.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

Necrocreador

Y te quedaras aquí en esta habitación llena de fantasmas y no serás capaz siquiera de pasarla solo.
La llenaras, llenaras todos los espacios con personas nuevas, mataras a muchos más… dejaras tu espacio lleno de cadáveres.
Pero crearas, serás un necrocreador, sin la pirotecnia enamorada y melancólica, porque a la larga…. Ya te iras acostumbrando.

martes, 27 de noviembre de 2007

Un día Normal Para un Ejecutivo Agrícola

Hoy me llegó un mensaje de mi jefe.
Era una solicitud de anécdotas, pues al parecer hay un proyecto de anecdotario de la empresa, entonces, pensando y pensando, escribí aquella de mi primera visita al campo, cuando era una recién llegada, pollito nuevo.
Fue un día de terreno, justo acá en los San Vicentes de Tagua Tagua, pero yo, era ejecutiva en San Fernando.
Como se necesitaba apoyo, me enviaron de caballería.
Era un día de lluvia, bastante malo, pero aquí como las cosas son contra viento y marea, aperramos no más.
Entonces, estábamos la tormenta, nuestro cliente, el campo indomable y yo.
El asunto es que ese día estaba mojada hasta los interiores.
El cliente al verme llegar me dijo:
Señorita, como salio con esta tormenta!.
Yo le dije, es parte de lo que hacemos caballero, así que no se preocupe.
El me dijo, si vino de tan relejos, voy a mostrarle lo que tengo.
Ejem!… dije yo, con pocas ganas de seguir embarrándome.
El caballero tenia en su campo repollo, justo al frente de su casa, así que me llevó.
Cruzamos la carretera, el terreno quedaba atrás de otro, entramos al predio y este justo deslindaba con una acequia.
Así que ambos nos fuimos por la orilla, un pequeño pasadizo entre un cerco y el agua.
Fue en ese momento, lluvia, mi 5 visita del día, acequia y la “mala pata”… me resbale y para no caer a la acequia (que a esas alturas ya daba lo mismo con lo mojada que estaba), me sujete del cerco…
Uy!!! Dolor!!!,
Era un cerco eléctrico, así que me dio un “toquecito” e igual me caí a la acequia.
Me torcí el pie, me pare de inmediato y toda digna seguí con la visita.
No se si fue la adrenalina o las famosas ganas que una lleva cuando va al campo. No me di ni cuenta, no había dolor.
Al día siguiente amanecí con el pie hinchado, me había esguinzado…

De esa historia salió la canción mí Beme lindo y querido que se canto en mi primera Jornada de Integración.
La Jornada, es una megafiesta donde todos los de la empresa nos vemos, hacemos demasiadas cosas, quedamos exhaustitos y felices.
En esa época aun hacíamos números artísticos… por lo menos, como fui la creadora, autora intelectual y cantante de rancheras, no salí vestida de vaca… otros eran los vacas (UPS!!) .


(Con música de México Lindo y Querido)

Mi Beme lindo y querido
Si yo estoy lejos de ti
Es por que estoy en terreno
Y ya muy tarde volví.
Pues en mi primera salida,
Muy despistada yo fui
Mi Beme lindo y querido,
La dirección yo perdí.

Salgo con gran alegría
Al despuntar la mañana
Termino luego el canje
Pa´ visitar en las granjas

Yo reviso Sinacofi
También les miro sus vacas
A veces me enredo y me caigo
Al cerco eléctrico y las zanjas

Mi Beme lindo y querido
Si yo estoy lejos de ti
Es por qué estaba en terreno
Y la pata me torcí
Tráiganme luego un tractor
Pa' que me saquen de aquí
Mi Beme lindo y querido
Un cliente conseguí.

(El que quiera el CD, deberá esperar a que lo saque la empresa =P)

lunes, 26 de noviembre de 2007

No me importa nada

Luz Casal suena mejor...

Alas Rotas

Se que soy lo suficientemente buena,
para ser solo el reemplazo
Es por ello que hoy fui a mi propio funeral,
y en el lloré por mi partida…

Y quisiese dibujarme en mil colores,
Para que tus ojos me viesen
en cada instante de la memoria,
porque solo ahí persistiré,
no en los besos y caricias del frío de mi ausencia.

Quisiera dibujarme en trazos,
líneas imaginarias que te empapen de mi olor.
Quisiera dibujarme con tus manos,
que recuerdan las esencias, mi esencia
esa que hoy rompiste en mil pedazos…

Quisiese dibujar mis pies cansados
de esta caminata en círculos
de esperas y paciencias…
que no te quieren ver.

Quisiese dibujar mi boca,
esa que sentía los sabores húmedos
inalcanzables de los espacios.
Esa boca que no te besa,
que ya no espera,
que desespera en sus palabras.

Pudiste ser el protagonista de mis letras
hoy te dejo solo mis dibujos
Pero yo no soy artista
solo se que soy lo suficientemente buena
para no jugar aquella dulce tortura

Así que que hoy no te espero.
Me he perdido por ti
y mi piel se viste de soledad.
Tu tampoco me esperes
Yo solo quedaré dibujada

Ya no me voy a molestar…
Me siento bien
Y, descuida...no te quiero provocar.
Tu conmigo no amanecerás,
ni en mis piernas te enredaras.

No entiendo a los hombres.
Por ello es que hoy agonizo para ti
Porque se que soy
Lo suficientemente buena
Para dejarte ir.

sábado, 24 de noviembre de 2007

Tres Rosas Amarillas

Sería un hombre sin duda cuarentón, o incluso cincuentón, calvo, de complexión fuerte, con gafas de montura de acero montadas casi sobre la pun­ta de la nariz. Sería un hombre recatado, modesto, que formularía tan sólo las preguntas más directas y esenciales. Un mandil. Sí, probablemente llevaría un mandil. Puede que se secara las manos con una toalla oscura mientras escuchaba lo que se le decía. Sus ropas despedirían un tufillo de formaldehído, pero perfectamente soportable, y al joven no le importaría en absoluto. El joven era ya casi un adul­to, y no debía sentir miedo ni repulsión ante esas cosas. El hombre de la funeraria le escucharía hasta el final. Era sin duda un hombre comedido y de buen temple, alguien capaz de ahuyentar en lugar de agra­var los miedos de la gente en este tipo de situacio­nes. Mucho tiempo atrás llegó a familiarizarse con la muerte, en todas sus formas y apariencias posi­bles. La muerte, para él, no encerraba ya sorpresas, ni soterrados secretos. Este era el hombre cuyos servicios se requerían aquella mañana.
El maestro de pompas fúnebres coge el jarrón de las rosas. Sólo en una ocasión durante el parla­mento del joven se despierta en él un destello de interés, de que ha oído algo fuera de lo ordinario. Pero cuando el joven menciona el nombre del muer­to, las cejas del maestro se alzan ligeramente. ¿Che­jov, dices? Un momento, en seguida estoy contigo.
¿Entiendes lo que te estoy diciendo?, le dijo Olga al joven. Deja las copas. No te preocupes por ellas. Olvida las copas de cristal y demás, olvida todo eso. Deja la habitación como está. Ahora ya todo está listo. Estamos ya listos. ¿Vas a ir? Pero en aquel momento el joven pensaba en el corcho que seguía en el suelo, muy cerca de la pun­ta de su zapato. Para recogerlo tendría que agacharse sin soltar el jarrón de las rosas. Eso es lo que iba a hacer. Se agachó. Sin mirar hacia abajo. Cogió el corcho, lo encajó en el hueco de la palma y cerró la mano.

(Extracto; Raymond Carver)

viernes, 23 de noviembre de 2007

Mi Libertad

La vez que perdí mi libertad, supe que no me querías, sin embargo por ti descubrí el amor.
Es como en las películas, te veo y todo se nubla a mí alrededor.
Sé que no me quieres... Pero estoy tan enamorada de ti, tan fascinada por ti...
La primera vez que te vi, mi corazón latió fuerte una sola vez y supe que había perdido mi libertad. Mi mente ya no puede pensar lo que quiere, no puedo pasar un día sin recordar tu existencia, no puedo evitar buscarte con la mirada para satisfacer mi apetito de tu presencia.
Sé que no me quieres... por ello hoy rompo las cadenas.

Shhhhhhhh, Yo No Existo.

Si existo es porque me has creado.
Me has querido así
Y así he aparecido.
He venido a ti porque me has llamado.
He tomado la forma que has querido que tenga.
Te digo las cosas que quieres oír.
Pero en realidad ya las habías pensado.
La verdad es que solo soy tu sueño,
Tu eres el creador, el artista,
Y cuando despiertes verás que sólo soy tu

Secreto

Tu Eras Mi Secreto
Mi cajita musical
Mi cajita de Pandora
No, esa soy yo.
Por eso nadaba en tus pupilas
Y en su reflejo
Me quedaba boquiabierta
Contemplándote sin mentir
Diciendo con los ojos
Que hermoso es
Besarte, tocarte
Acariciarte, morderte,
Abrazarte, apretarte
Y te amé
De inmediato
Tú eras mi secreto
Te miraba en secreto
Te amaba en secreto
Pensaba en secreto
Pero no por mucho tiempo…
Te lo dije…
Y se acabo.

Te Sueño

Te imagino, porque no te pude ver
Así que cierro los ojos y me extiendo
Extiendo mis labios y te beso
Suavemente, para no despertarte,
Extiendo mi alma,
Solo para mejorar la calidad de tu sueño.
Extiendo mi amor
Y te cubro para que no tengas frío
Extiendo mis manos y te toco
Solo te imagino,
Porque no te pude ver

jueves, 22 de noviembre de 2007

Amor Express

Encendía un cigarrillo pensando en todo lo que me habían pasado últimamente. Mientras aspiraba profundo, venían a mi mente los acontecimientos que me llevaban hasta ahí, a ese momento, el instante en que no echaría pie atrás.
El humo nublo mi corazoncito en tanto me decía, esta noche no habrá sorpresas, no para mí.
Miraba por entre la bocanada que exhalaba, a todas aquellas gentes que no me importaban, solo estaba asechando a la presa.

****
Esa tarde en el gimnasio, había sudado más que nunca, esperaba algún orgasmo aeróbico a falta de otros más tradicionales, como recompensa al esfuerzo de intentar botar una basura de la que antes disfrutaba.
Eliminaba de mi sistema pensamientos perversos de los últimos meses con el, estas ideas, escurrían calientes, y profusas junto a mi transpiración, extrañamente color azul.
Frente a mi, se paseaban, pavoneaban, tantos cuerpos hermosos, empapados, expectantes… Nada importaba en verdad, estoy fuera, y externamente, no deseo pasar frío.
Tomaba algo de agua, me secaba el sudor con mi toallita, mientras uno a uno se iban a sus casas.
Ya era bastante tarde, solo quedábamos mi presa y yo.
Cerca de la hora del cierre, me acerque a las maquinas donde ya había trabajado bastante. Entonces pedí ayuda para mover uno de esos aparatos algo pesados. Las hormonas se elevaban por el aire y en esa posición tan sugerente y tan cerca uno del otro, era inevitable percatarse de lo que provocaba en el. Pero no hablaba.
Entonces fui yo quien lo dijo- no deseo ir a casa -
El, todo afable, me comento que tenía una reunión con amigos, que verían un partido de fútbol mientras hacían un asado. Mm, asado, era lo único que me llamaba la atención, la carne.
Le quede mirando, mientras me arreglaba el peto que coquetamente dejaba ver un poco más. Entonces “se le ocurrió” y me invito a su reunión.

Llegue bastante tarde, distraída a causa de aquel que me estafaba la atención, ese que me lanzó fuera hacia rato.
De fondo sonaba Depeche Mode, lo había llevado, solo para saber cuando… en the love thieves, ese sería el momento.
Algo nerviosa, por desaprovechar la práctica en estas lides, aparte el resto de cigarrillo, apure un trago de ron y me aplique.
Estaba riendo con sus amigos, me miro de pies a cabeza, deteniéndose en mi escote.
Le pedí que me llevara a casa aduciendo el temor de irme sola. Accedió de inmediato.
De camino, pensé en alguna superficialidad para que hablase. Comente que era una lata que no hubiese bailado nada conmigo, que si se estaba poniendo tímido, entonces nos reímos. - Buena señal, buena señal.
Ya en la puerta tocaba la despedida, no esperaría más. Entonces, le tome y lo zambullí directo hacia mi cuello y escote.
Joven, joven impetuoso, fibroso, expectante. Nada costo seguir besándonos los cuerpos escandalosamente, en esa calle oscura, solo con la luna envidiosa de testigo.
Pasamos a mi refugio, donde urgidos, tal como en ese templo del culto al cuerpo, nos llenamos de sudor en la piel y en nuestros sexos.
Se aceleraba, poco diestro en estos asuntos, a la sazón le detuve y guíe adecuadamente.
La boca, no, mi boca no sería besada. Nos tocamos por completo, sus manos se detuvieron largamente en acariciar, pasando por Venus, siguió bajando diciendo, exquisito, exquisito.
Mordisqueando oreja y cuello, siguió hasta encontrar el clítoris ya húmedo a esas alturas, mientras un ah!, escapaba de las bocas.
No había un te quiero, solo había lo que había, un gran sexo devoto de los santos penes y diabólicas vaginas.
Lo hicimos muchas veces, en todas posiciones y en honor al sudor azul eliminado del sistema aquella tarde, mire por mi ventana hacia el exterior, mientras el muy macho, totalmente suelto y hábil, penetraba por atrás, entrando y saliendo, dejando ver su gran, duro y brillante miembro erecto.
Pasada la orgía, nos mareamos mutuamente en desenfreno, estimulándonos con delirios de inmundicias, envolviendo mi cuerpo frágil, prometiendo suavidad, sorprendente devoción y abandono…
Luego lo eche de mi cama, nos despedimos como nada.
Espero dormir muy bien las pocas horas que me quedan.
Ahora si, estoy fuera, desde mi ventana observando un amor express.

martes, 20 de noviembre de 2007

Paisajes

Una de las cosas que más disfruto en la vida es recorrer los campos.
Hoy fue una tarde calurosa, casi infernal, mi caminar rápido de niña traviesa no ayudaba mucho a bajar los grados Celsius, ni mi tan famosilla brisa tibia era refrescante. Hoy el sol estaba abrazando, quemando, más que nunca.
Definitivamente el diablo andaba suelto.
Hoy no disfrutaba, a pesar de que ahí seguía, como siempre, el verde pasto, el agua corriendo por las acequias, los niños jugando en esos caminos de tierra, empolvados hasta los parpados.
Las sonrisas, ¿eran las mismas?, la gente en sus bicicletas, saludándose unas a otras y ese olor a tierra mojada, los recuerdos, ¿eran los mismos?
Todos estaba ahí, todo seguía ahí… entonces ¿porque hoy no fui feliz?
Seguí caminando, chutando piedras, dejando mi pantalón con el ruedo embarrado y entonces sucedió.
Mi teléfono comenzó a sonar y el corazón intentó saltar queriéndose salir por mi boca. Era mi asistente que necesitaba unos datos. En ese momento entendí, mi razón, le gano a mi corazón, pero todos perdimos.
No puedo con mi corazón, las piernas me temblaron y me senté en la orilla, junto a un sauce, y ambos nos pusimos a llorar… el paisaje últimamente lo admiraba para describir, ahora, ya no tiene razón de ser, nadie escuchara su descripción… En este momento, trato de darle un nuevo sentido.

Malo

Agresivo, pero uff!!
Ya que hay campaña antifemicidio...
Cada día se cometen crímenes en que la sangre no corre y en que el moretón no se ve.
El querer se demuestra con hechos

De la Escritura...

Yo escribo, porque lo necesito, como el aire.
Fue un día en que deje mi ropero abierto y todo se desparramo.
Desde entonces estoy reorganizando, recogiendo acariciando y saben, aparecen siempre cosas nuevas y algunas que no son mías.
Son sorprendentes las entidades que aparecen…
La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida.

lunes, 19 de noviembre de 2007

La Inspiración Ha Muerto... Viva La Inspiración

Esto es terrible y la inspiración ahora no existe…
Llego a casa y me encuentro con clases y teorías del arte… pero ¿y donde esta el arte?
Viva la diversidad… (Incendiée différence!!!)
Si, es buena idea esto, no más poesía, ni escritura, en especial para gentes que no son creativas, o que no crean, que es peor, pero y como dicen las viejas, en fin. ¿Donde esta mi inspiración?
… la inspiración no existe, dijo el signore.

Entonces, no se que son estos rayos cerebrales … ese brote de creatividad insensato y subconsciente que nace justo, justo, después de que tomo mi pluma. Esa!, si, esa misma que me hace escribir como enajenada.
Y, falta de creatividad!!!, creo que confundo conceptos...
Será mi fiebre cerebral, que ahora también es romántica y “extemporánea”…
Ufff! Últimamente todo lo es al parecer.
Pero, ¿acaso será que hoy ando demasiado helenística para este asunto?
¿Será que el aliento de los dioses no lo conocen?... bueno EL parece que si.
Mmmh aliento de dios, aliento de dios. Quisiera estar cerca, cerca del aliento, de un dios… uff! Haleine de dieu.
Pero, no nos volemos!!!
Es que ya no le respetan señor don Apolo y menos a sus musas, ahora todo es teoría. Na-da de éx-ta-sis!. Esto es dictatorial.
Virgilio, Ovidio Cicerón, estaban equivocados!!!, pregúntenle al erudito.
No, nada de esto existe, la revelación es producto de tu conciente basado en el método, mientras que la inspiración, es solo el producto de la imaginación. Si, si, si, si.
Inspiración, regalo de dioses ¿donde estás?. Y ya la magia no existe.
Solo hay que creerle a Locke y su asociación de ideas… será que el lazo que las une no era divino.
Esto es solo fantasía e ingenio.
Quizás, en verdad, mi amigo pensaba en Swift o mejor aun en Young y su formulación romántica de la inspiración y su genius “ex - tem-po-ra-neo”.
Que locura! Que irracionalidad!!!, lo que es yo, AMO A POE
Pero no, el señor quizás piensa en don Sigmund, con sus conflictos y traumas, mejor aun en el Jung primitivista y bla, bla, bla.
Ya me aburrí.
Esto de la falta de inspiración se pega de tanto leer teoría.
Pero esperen… veo una luz!!!!
Caliope!, Erato!, Euterpe!, Melpómene!, Talía!, Urania!.
Espérenme!!
Señores, ya vuelvo.

De la Escritura...



"La novela me agita como un vendaval a una vieja bandera. En toda mi vida, nunca había escrito con tanta rapidez y facilidad como ahora [...] Vivo sumergida en la novela, y cuando emerjo a la superficie estoy tan ausente, que muchas veces no se me ocurre nada [...]"

Virginia Woolf, Escritora.

La escritura acomete su labor, independiente de si nos empuja o resucita.

La escritura anuncia tiempos mejores, en medio del desastre de quien la conjura. Es el ejercicio de la colaboración mutua, entre el dolor vivido y la placidez instintiva, el fulgor inicial y la insondable fantasía. Uno escribe como si le dictaran y en el trance hipnótico verbal, redacta sendas cartas a esos invitados infinitos, como si aceptara ser partícipe de reuniones a larga distancia.

El que escribe aplaza su vivencia real, por el lugar que acomoda para sus convidados, dentro de un disfrute personal o para sugerencia de un legado, estructurando un universo que en la realidad cotidiana, le es dado en el fantasear mismo del hacer coexistir: juego y experiencia misma. En la concreción de unidades de sentido, que hace propia en el hallazgo de su identidad vital, lúdica y creativa.

El escribiente construye con la dermis de su piel, en un proceso a veces complejo, donde cruza trazas de momentos con variaciones inextricables de sus vivencias, en la escenografía recóndita que cada albor imaginativo le sugiere.

Aquel que hace de la escritura su oficio, suele verse rodeado de sonidos lujuriosos o apabullantes silencios. En medio de los cuales organiza, espacios densamente habitados o proyecta las soledades más abruptas, mientras tiende puentes o abre unos abismos inescrutables.

La escritura recoge nuestras apariencias del mundo y las eleva o las sumerge, al tiempo que especula con la realidad y la desnuda, la recubre o la re inventa tantas veces, hasta volverla indescifrable. El acto creativo se transmuta en equilibrio con el medio ambiente. Se hace partícipe de la coreografía de la vida misma, la confunde. Quien explora estos terrenos nunca tiene demasiado claro, dónde está plantado o cual es el horizonte que debe perseguir. Se nubla. Enceguece sus sentidos y a la vez alumbra. Ilumina con desvelo aquella habitación secreta donde se trabaja.

Escribir es entregarse a los ramales de la experiencia misma, bordeando una alameda en sombra permanente, en medio de truhanes y personajes en ciernes, bosquejados con seguridad y dotados de un perfil ad-hoc a la propuesta. Sea que se trate de una mínima silueta, o de una concepción marmórea que establezca con suma transparencia, el papel que el autor ha asignado a cada uno.

Finalmente. Escribe quien espanta, quien elabora estructuras de sentido. Quien anhela. Aquel que está perdido de cierta manera, o el que busca una respuesta de alguna forma. Quien acude a satisfacer un placer o una ilusión, o quien aspira descubrir sus propias cotas técnicas. Quien no debe y quien no tiene idea total, es el espejismo idóneo a todos los participantes de esta fiesta. No discrimina, ni en el resultado ni en la calidad de su recepción definitiva, así las cosas, nada más escriba.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Hello Stranger

Era bien avanzada la tarde, casi noche. Hacia más frío de lo normal, la brisa fresca y húmeda penetraba hasta en los huesos. Me sentía paralizada, pero no era el frío… ya no escuchaba el mar.
¿Que esperas?, ¿esperas algo?, ¿esperas a alguien? – me decía mientras sonreía.
¿Cómo? - Yo estaba en la estratosfera, pensando, sin pensar realmente.
El, me miraba con amabilidad y una leve sonrisa en el rostro.
Al parecer yo ya llevaba bastante rato ahí, mirando, sin mirar.
Le sonreí de vuelta, como acto reflejo aprendido de niña. Debí de parecerle una loca.
Volvió a preguntar- ¿esperas a alguien?.
- ¿A ti?.
Le salio una carcajada muy sonora.
No, no creo. Pero estas ahí hace tanto rato y creí que quizás, no se, necesitabas ayuda.
Todos necesitamos ayuda. ¿Acaso tu la necesitas?.
Me miro extrañado, algo turbado, no sabia en el lío que se metió.
No, en realidad no, solo quería ser amable.
Entonces le pregunte de vuelta.
- ¿Acaso tú esperas a alguien?
- No, no en realidad
- ¿Siempre hablas con extrañas que miran sin mirar?
Y volvió a su sonrisa inicial - No, solo con lindas extrañas.
¿De verdad crees que soy linda?
Volvió a sonreír- mmh, no me refería a ti. Tú no me resultas una extraña.
Todos los días estas aquí, te quedas por lo menos media hora mirando hacia ese sitio y luego te vas. Eso hace un mes.

¿Y eso nos hace conocidos? – inquirí.

Uff!, menos mal que no lo tomaste como un insulto y claro que eres linda, pero no una extraña…

Le mire con más detenimiento.
Me dijo - por si acaso no soy psicópata, vivo acá mismo y siempre estoy observando, me pareció extraño que siempre cada día estuvieras aquí, frente a mi castillo.
Entonces le dije - a mi también me parece extraño esto.
¿Quieres hablar?, le pregunte
- ¿Acaso tu quieres?.
Y no lo sabía, realmente no lo sabia.
Dije - ¿Que es lo que esperas de la vida?
-¿Que es lo que esperas del mundo?- me respondió.
Mirándolo - ¿acaso realmente te importa lo que pienso? O ¿solo deseas organizar ideas?.
O mejor, que pasa, si nada de esto esta pasando y perdieras toda la fe. ¿Crees que mirarías sin mirar?, entonces, ¿que esperarías de la vida?
Me dijo - Estas mal, Uff!!, ya me duele la cabeza. – Ya con su cara triste – el camino siempre te ha guiado hasta acá, pero en el fondo nunca estas. Te veo derrotada, cansada y a pesar de eso siempre llegas al mismo sitio.
-No, no estoy mal, es solo que no tengo otra salida. Mis pasos me guían hasta acá, pero no me dejan avanzar mas allá, sin embargo mi mente si puede volar mas lejos.
Esta vez le mire a los ojos para decir - No quiero ver mi vida pasar frente a los ojos y este ejercicio de caminar, esta ruta, para ver, me permite ver que haré mañana. Sin embargo, aun no he encontrado una respuesta.
El se me acerco y volvió a sonreír –mi niña deja eso, esta vez, solo por esta vez, comportémonos como gente normal.
¿Y eso que significa?.
Que ya es tiempo, debemos entrar. Tomaremos once, comeremos bizcocho y esta vez, seremos personas normales.

Entonces dije - el te sonrió, tu también… ¿esa es la respuesta a todo? …Este es el juego nuestro de cada día, Señor por que nos lo das hoy!!!!…
- Dejemos de ser extraños, es solo eso, eso solamente mi niña, por hoy dejemos este juego.

Intentó decir algo más y no le deje. Ese día lo decidí, me canse de las mentiras y nunca mas mis pasos me guiaron hasta ahí.

Closer

Y así es
Justo como dijiste que sería
La vida sigue fácil para mí
La mayor parte del tiempo
Y así es
La historia más corta
Sin amor,sin gloria
Sin un héroe en su cielo

jueves, 15 de noviembre de 2007

Astor Piazzolla Quinteto-Adios Nonino

El esnob irrespetuoso,
asesino del tango, Piazzolla,
te tento en su simetría

Fue un exabrupto híbrido
de armonía disonante
Nacido de un compás crispado y melancólico
del baile sensual y mis tacones

Porque existe hambre y bronca
como un tango, en mi conducta y relaciones

Crecí con esta música de la vida
que es violencia emocionante
y hoy versada en estos pasos
Ahora mueres cada día

Que debate, que lenguaje,
Aun me inspiras, aunque sea rabia.
Adiós Nonino
Adiós amigo

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Odiseo

Finalmente sigo aquí, preparando un viaje ajeno, con amor las alforjas lleno.
Las Jonicas abandonas, para ir con las sirenas.
Valiente, navegante de mares tormentosos, de sabanas ya ocupadas.
Navegaras sobre insectos imaginarios, fieles espejos de quien les ve.
Te embarcaras sobre un mar salobre, ese mismo mar salado de mis ojos llenos, a veces, solo a veces.
Pero no hay nada que temer, Penélope es algo moderna, tendrá sus propias aventuras.
Se creerá un rato Calipso y por ser dulce, casi la devoraran las hormigas poéticas. Sin embargo nadie tensara tu arco.

De la práctica de las Artes...


Recuerdo una época cuando por el tiempo disponible, escribía bastante sobre qué podría constituir el término Arte. Desde una perspectiva poético-filosófica, estructurada por el no despreciable contenido vivencial de mis años de práctica, en algunas disciplinas que podríamos adscribir al copioso universo del Arte. Llámese dibujo, pintura, grabado y otras, de las que habitualmente damos en llamar: Artes Plásticas, o más exactamente Artes Visuales.

Evidentemente esta práctica, fue constituyéndose a partir de su componente vivencial, de un individuo tal que hace y aprende en el mismo instante de ejecutar una labor, sea esta pintar con diversos materiales, dibujar en distintos soportes, o bien producir textos poéticos, sin el influjo de escuelas o talleres literarios, grupos de amistades o apadrinamiento alguno. Provisto sólo del afecto y la cercanía que determinados autores con sus obras, despertaban una y otra vez en mí.

Me preguntaba constantemente acerca de cuál sería la definición más acertada al respecto o, de cuántos de nosotros participamos realmente, de este vital y energético influjo, entendido como una disciplina llena de vibrantes posibilidades de expresión.

Supongo que en aquel tiempo mis reflexiones tenían bastante que ver, con el mundo de la carrera que había terminado recién, e igualmente, con aquella nueva en la que me estaba adentrando.

De mi primera carrera egresé con muchas preguntas y es claro, que la del significado del Arte fue la principal o al menos, la más recurrente. De hecho, si analizo mis concepciones caracterizadas como “artísticas”, de mi etapa escolar y media, debo reconocer que no distaban mucho, de aquellas con las que concluí mi formación como Licenciado en Arte.

De las mismas admito que eran, bastante inocentes e ingenuas por no decir ignorantes de frentón. Lo anterior aún cuando para mí, la práctica de una disciplina plástica era un asunto habitual, constantemente refrendado por galardones y participaciones destacadas, en concursos y eventos del ámbito de las Artes Plásticas y, alguna que otra vez, del mundo literario adolescente, aunque harto más acotado.

De la pregunta por el significado del Arte, puedo decir que nunca se responde del todo. Como aquella interrogante sobre la Cultura, o sobre la pertinencia de una u otra forma de expresión plástica.

Ahora, si se trata de ponerse específicos diré que en Artes, las palabras son como esos sólidos, que desaparecen así de fácil, citando a Wittgenstein o más bien, jugando con su decir. En Artes se juega, se prueba, se entrelazan las experiencias, se nutre de ellas cada individualidad. Se expresa aunque sea en disonancia. Es el sentido más auténtico y al tiempo dinámico, que he podido atesorar del Arte. Y ni siquiera diré del Arte con mayúsculas, como de ese que resplandece en los altares de los tiempos históricos; desde los avatares clásicos de los griegos y muchos antes.

Practicar una disciplina de manera constante, implica poner los ojos en la tierra, pero muchas veces, los pies en el aire. Porque la experiencia creativa de producir un algo, donde antes nada había, supone un encuentro con la variabilidad y el destiempo. Con aquello que nos intimida y revoluciona. El mundo mismo de cuyo amparo a veces huimos. El que hace un trabajo o elabora una propuesta, está cimentando sobre su propia vivencia, única, intransferible, irrepetible y no sujeta a la mirada de terceras personas. Al menos, no en una primera instancia. Hacer es crucial para el Arte. Se construye mientras se anda y a la vez, se deja atrás o se destruye y abandona, con la virulencia o placidez, de una justa misteriosa, de la cual nunca tenemos muchos antecedentes.

Aquel que vive su tiempo, desde su aprendizaje plástico o literario, va armándose por un sendero a ratos, lúgubre; pero por momentos también luminoso. Como si las fases de un mismo día se sucedieran sobre nuestra frente, a medida que avanzamos en el andamiaje insospechado de una propuesta.

Ahora, cuando se trata de aunar estas esferas de pensamiento, y ponerlas en un mismo sitio, es natural que se aprecien aquellos contrastes tan propios de la naturaleza humana. Sobre todo cuando se trabaja con las sensibilidades y los paradigmas particulares de cada uno. Pero es esto mismo, lo que a la larga nos permite dilucidar de alguna manera, lo que es el Arte, como una muestra de vitalidad y convivencia interminable y dinámica. Instalados en la reflexión que implica el ejercicio de mirarnos, en la trastienda de nuestros propios deseos, anhelos y reflexiones. Al descampado de nuestras seguridades y en el entendido, que las direcciones que seguimos suelen ser a menudo, contradictorias.

Tomemos por ejemplo la plástica, como un mundo de sentidos que me resulta muy familiar. En pintura puedes comenzar tu aprendizaje, ya sea por la vía oficial es decir: en cursos, escuelas, talleres libres o en la academia (Bellas Artes o Universidades); la llamada senda “oficial” que a menudo facilita y acorta los tramos que un aprendiz, al menos en teoría debiera transitar. Pero sucede que a veces, uno se siente tentado a evitar esos círculos “oficiales”, y se dedica más bien a una búsqueda personal de referentes y resultados. La vía “autodidacta”. Aconsejable para ciertas formas mentales, que sean capaces de superar su propia y natural tendencia a la autocomplacencia, y al logro efímero, de metas relativamente fáciles. Ejemplo. Si eres un pintor realista o naturalista, riguroso con el oficio para obtener el máximo de parecido con tu modelo, es altamente probable que estés familiarizado con ciertos patrones de trabajo, constantes y adecuados a tu práctica pictórica. Y no seria extraño que dicho repertorio de recursos, en algún momento de tu hacer plástico, volvieran tu ejercicio cotidiano en una rigidez de mirada, que te impida digamos, percibir las ambigüedades propias del ambiente, como pueden ser los propios conceptos, o la que consideramos nuestra realidad inmediata. La utilización de los instrumentos técnicos, o la mentada relación problemática con las Musas. Cualquier aspecto de esta inmovilidad, lesiona nuestra libertad para concebir mundos nuevos, en planos que hasta entonces nos parecían, inasibles o demasiado intrincados; complejos o inadmisibles. Para el pintor clásico, de procedimientos tradicionales y mirada estática, no hay un margen que traspasar y menos, un linde por descubrir. Lamentablemente y al contrario a lo que suele pensarse, en pintura esto ocurre bastante.

¿Podría suceder lo mismo con la literatura?


Es factible. Si nuestro mentar sobre lo que escribimos, se remite solamente a pasajes de un léxico de anticuarios. O nuestro pensamiento se fija en la estructura o el entarimado externo, sin mediar un vistazo casi (saludablemente) infantil, al jardín abandonado de nuestros sentimientos, o al universo paralelo del patio de enfrente. Escribir no es muy distinto de pintar, las luces y sombras, los colores y texturas, tienen su correlato en la escritura y muchas veces, existe una hibridación que da lugar a formatos sorprendentes, como ocurre con el teatro o con el cine.

Ahora, sobre escribir como experiencia de auto-conocimiento y exploración, creo necesario establecer algunos puntos referenciales. Aquel que ejecuta esta labor expresiva, muchas veces lo hace en el entendido de que es su voz, la que deviene plasmada como un trasvasije, de repertorios relativos a la propia identidad. A la manera de un traslape o proyección del cosmos interno, aún si lo descrito en el texto es real, inventado o una mixtura indistinta y homogénea. El poder que el autor confiere a su escrito, rebasa con creces aquello que el mismo esperaba obtener, siempre y cuando se lo permita o se autorice a hacerlo. Y me refiero a poner en líneas, con autenticidad y sentido lúdico, sus motivaciones y aquello que a primera vista, no resulta tan evidente. He ahí la magia del texto.

Finalmente, considero oportuno realizar un alcance. El Arte como actividad humana soporta mucho sobre sus hombros pero la idea, es subirse en ellos a disfrutar de sus muchas y siempre florecientes posibilidades. Como si fuera un poco juego y un tanto de risa, una medida nada despreciable de diversión, y una pizca de bibliotecaria seriedad. Hacer Artes es vivir en un sentido diferente cada día, respirando la sutileza cambiante de nuestra realidad, sin la prisa enervante del tráfago cotidiano. Significa aprender poco a poco, a amar lo que eres y tratar de manera cariñosa tus propias acciones. De la forma cooperativa o combativa que prefieras, dando siempre la pelea a fondo y respetando tus ideales, sin considerarlos tótem ni monumentos de piedra inerme, carente de perspectivas. En resumidas cuentas, practiquemos el Arte como si fuera, nada más que vida perfumada a nuestro alcance.


Despedida

Es terrible, me hierve el seso… se me vienen esos viejos colapsos neuronales.
La una me dice “amablemente” que me vaya, el otro me pide con cariño nunca dejarlo.
Y yo, estoy al medio, poniendo caras, que ni te explico!
Mi lengua bífida he tenido que morder y lanzar mi veneno allá lejos, solo por amor a la paz reinante.
Volví, por la sugerencia, pero los misiles apuntan haciéndose los inocentes.
Y recuerdo lo ya dicho: Nunca les creas a las victimas o a los que se hacen…
Quizás deba emprender mi propio viaje, porque veo doble faz.
Será mejor despedirse de todo aquello, las banderas blancas se destiñen con el sol y el blanqueador, ya se me acabo.
Voy de compras.

martes, 13 de noviembre de 2007

Tu Espalda

La memoria se me debilita,
No tengo recuerdos a los cuales recurrir,
Por que no existen.

¿Debería darme pena?
¿Donde están las espaldas?,
¿Quien me la dará esta vez?
Aquí les espero

Me acostumbro poco a poco a esa imagen.
No la busco, pero ahí está
¿Tu espalda también?
Tell me
¿Donde se quedo mi chiste cósmico particular?

Todo lo que creía me dio la espalda
Inocencia robada, ya no se puede confiar
Sino suenas a incauta
y eso es terrible después de cierta edad

Ya no puedo confiar en esas espaldas.
Son mis sueños de niña que se van

El me dio la espalda y
mi trampa de osos atrapó al incauto
que no leía advertencias,
El suelo esta lleno de su líquido verde viscoso

Mientras lo limpio,
veo a lo lejos aquel cuadro
lleno de Personajes lúgubres
con labios color carmín, desteñirse.
Por que tú vienes a mí
de frente.

Personalidades Multiples

Veamos, esta el dulce simpaticón, casi, casi humorista, el que se cree realmente bajado del cielo con la poesia en los labios.
Rebuscado, bailaor de vals con dos pies izquierdos.
Estan los anonimos, que son el mismo, pero capaz de decir cosas groseras, prosaicas y completamente fuera de logica.
Estan las niñas que son el mismo (o será misma?), trasmutando historias que vivio con otras en tiempos preteritos.
Esta la ardilla gritona
El homosexual no asumido
El potro semisalvaje (semi, semi echado a patadas)
El que sigue consejos de viejas que le asusan a finalmente ser hombre mientras le suelta un condón, con germanas, japonenas, pero con alguien !!! a ver si me dejas en paz!!!,
¿Finalmente quien es?
Y no es nadie, solo una sombra de si mismo que escribiendo mala prosa y poesia autoflagelante, aspira prozac y otras yerbas de los laboratorios.
Frustrado, solitario, buscador, llenandose de reuniones sociales, porque no puede estar solo, pues no se soporta, no sabe ni quien es.
No es necesario decirlo, lo dice el espacio dejado por las neuronas que se fueron en volada patetica despues de algun inventillo de laboratorio, entre amigos del club de toby… o era de hobbbits o era de dragons o warhammer… no lo recuerdo.
Aun sueña, y cree, se trastoca en historias tristes de amores no correspondidos, se inventa aquel personaje, uno de tantos.
Solo una cosa, no jorobe, no requiero que sus comentarios al espacio de manos cortadas, por piedad devuelto tras su lloriqueo, lleguen a mi correo, no sea que me baje la pre-puber nuevamente.
Una pena, ya sabias, tantas veces te lo dije, te dije, TE LO DIJE!!
I never loved nobody fully…
love is a losing game
you know i’m no good
Y también sabes, que solo uno, un único, solo, solamente uno, me vuelve loquita, loquita.
Tu sabes quien es, ese al que anhelo apenas despierto, para llamarle de inmediato, para reimos y disfrutarnos…
Y en este momento, todo se me va al carajo, justo, justo donde primero me enviaste y que no me importa, porque soy feliz. El ya esta en mis pensamientos, buscando mi espalda y…
de que estaba hablando?
Solo pienso en lo magnifico que debe verse el mar en un dia de verano…

Tu espalda...


Me gustan las flores de tu pieza

y el perfume enamorado de tus sábanas


en la oscura calma,

humedecida de tu vientre


y en el abrazo

apretujado tras tu espalda


me desespera y me reclama

y me hace unas señales


tu espalda


me alarga su estampa

o me invita tiernamente


me llama y me acoge, me abraza


tu espalda brillando, salobre


duna hirviente de mis sensaciones blancas,

como un omóplato en mis labios, aferrándose


rayos


uno dice cosas elocuentes y acariciadas


en el recuerdo misterioso y plácido de una espalda.


lunes, 12 de noviembre de 2007

Estado Ermitaño

Se disfruta mejor estando solo.
Desayunas y las tostadas saben mejor que nunca,
el jugo de naranja es magnifico y refrescante.

Me satisface este estado solitario, ermitaño.

No hay amor que ate,
No hay perro que me ladre, ni muerda por supuesto.
Nadie te dirá buenas noches, ni que estés bien.
Nadie te dirá dame más espacio.
Nadie sacara la última galleta.

Nadie te dirá tengo algo que decir
Nadie observara cuanto rato tomas tu ducha
Nadie echara a la suerte quien cocina
Nadie te dirá ya no te quiero ver
Nadie pasara la aspiradora
Nadie te servirá más de ese café

Me satisface este estado solitario, ermitaño.

Porque todo esta mas claro
Porque lees sin interrupción
Eres “autorescatable”
Te fijas en que hay un cielo azul
Y un sol brillante
Solo para ti.

Me satisface este estado solitario, ermitaño.

Nada te distrae
Nadie te distrae
Todo es más dulce, pues,
Todo, es todo tuyo.

Esta todo tan silencioso, demasiado silencioso…
Tanto, todo, que no escucho mi corazón, ni mi respiración.

Hoy saldré a pasear con un libro,
me sentare tranquila en la plaza,
veré pasar el tiempo frente a mi
y no me dará miedo.

Bienvenida


Me esperaba una gran bienvenida, pero en vez de eso te daré un saludo de buenas noches. Porque sé, te gusta, aquí va Dádiva, es de uno de tus autores, quizás tu favorito.


Dádiva
Un día muy feliz.
La niebla se levantó pronto, trabajé en el jardín.
Los colibríes se demoraban en las madreselvas.
No había cosa en la tierra que yo deseara poseer.
Sabía que no merecía la pena que envidiase a nadie.
Cualquier mal que hubiera sufrido, lo olvidé.
Pensar que una vez fui el mismo hombre no me molestaba.
En el cuerpo no sentía dolor.
Cuando me estiré vi el mar azul y las velas.


Czeslaw Milosz.

PS: Gracias por la invitación, no estes triste.

The Beatles - Nowhere Man

Qué letra!!

Aviso Importante: NO le creas a las Víctimas.

(Solo lo coloque aquí, como advertencia... lobos no se acerquen)

Descanse en paz poeta, que nunca debió de levantarse.
Descanse en paz, tómese el cloro o el veneno para ratas que dejo en casa ajena.
Decías, lo más importante es que siempre nos decimos la verdad.
Pamplinas!!!
Me hiciste sentir culpable!!!
Eso no lo perdono!!!
Nunca he tenido conciencia y me la recordaste dándotelas de santurrón, de poeta enamorado, rechazado, medio hombre… (Solo palabras tuyas, ni un insulto propio).
Por un lado promueves que sea una princesa y por otro creas miles de ellas por ahí y por allá.
UFF!!!
Menos mal que soy auto rescatable, menos mal que ya no tengo pena de rechazarte.
Bueno, hoy me rescato sola de la culpa de enviar al carajo a un depresivo.
See you later, no hay rencores.
Pero no tire mierda con ventilador, cuando el único que las produjo fue UD mismo.
Hoy se va del cafe con piernas, por lo menos ellos si son sinceros. Ud es rata simulando ser ardilla.
Lo que el público no sabe, es que cierra el boliche, porque se le viene abajo toda esa historia que les hace creer a las niñitas, luego dirá que son solo palabras de despechada o que soy una pendeja.
Y yo le digo.
Deje de delirar, no, no te quiero, ni somos amigos.
Deje de delirar, mejor tómese el Ravotril y deje de aspirar el Prozac, que es el único hilo de sangre que volverá a salir… sangre aun, de mi parte murió.
Poeta: le pondré otro nombre… ya ni vale la pena
AH! Y no me robe el derecho de autor, que buenas historias perversas se elucubran en su seso, uselas.
(A mi no me molesta la guerra, soy hija de marte... aunque prefiero hacer el amor =P)
Vuelvo, peleadora y que!
Poeta fuera!

domingo, 11 de noviembre de 2007

Casa en el Arbol

Fue algo completamente inesperado. De esas cosas que dices, a mi nunca me sucederán.
Estaba en la playa tomando el sol, con mis pies acariciaba la arena, de fondo se escuchaban las voces de jóvenes y chicos jugando alegremente, la brisa calida recorría y despeinaba mi pelo, el sol iluminaba mi piel y rostro ya bronceado.
- Hey me tapas el sol!!!
- El sol no se puede tapar con un dedo- me respondió sonriendo aquel hombre que estaba parado frente a mi..
- ¿Acaso nos conocemos?, le pregunte.
- Por supuesto Camille, tu me servias el café.
Me senté y puse los anteojos de sol. Era Javier sin su sequito de libélulas pululando.

Desde ese día comenzamos a conversar y pasamos varias jornadas juntos.
En un comienzo la desconfianza hacia presa en mi, por lo que no hablaba mucho.
Llego la ocasión en que me contó acerca de su niñez y de su casa en el campo, donde tenía un árbol que era su pequeño refugio.
Su propia casa en el árbol, pero sin casa, el lugar donde salía huyendo de sus tías y nanas cuando hacia alguna travesura, el lugar donde nadie le encontraba y podía soñar, donde no le ubicaban los desesperados, donde huía de la adultez.
-Que bello sitio, ¿me invitaras?.
-No podría, ya no existe.
Su padre había cortado hace años la escalera a su cielo particular.
Su historia me enterneció al punto que me acerque a el y mirándole con otros ojos, acaricie su rostro, el se dejó.
Cerramos los ojos, se acerco a mí, quedamos frente a frente, respirándonos, oliéndonos y nos besamos. Nos besamos primero con ternura y luego recorriéndonos con la curiosidad de unos niños.
Pasamos la noche juntos, vimos el amanecer abrazados, riéndonos, redimidos.
En la mañana cuando desperté y al verlo a mi lado, me dio pavor por lo que entonces huí.
Ese día llegue a casa, no me bañe y estuve todo el día con la misma ropa, no quería quitarme su olor.

viernes, 9 de noviembre de 2007

El Gato

… Si hay algo que nos hace inconfundiblemente hombres, es nuestra capacidad de soñar e imaginar mundos distintos; cerrar los ojos y ver en nuestro interior lo bello de allá afuera transformado.
Somos transformadores, creadores de nuevos mundos…
(En eso estaba, escribiendo, creyéndose un sofista cuando…)
… Al enderezar la cabeza frente a mí estaba el gato que me envuelve, pero esta vez, me abandonó al frío.
Miraba abriendo y cerrando sus ojos, en un gesto de molestia y censura incómodo
(fue entonces cuando olvidó todo lo antes escrito).
- ¿ Que es lo que te molesta minino?.
El gato me sigue mirando y el frío congela mis venas; el solo lame su pelaje en un ademán de indolencia feroz.
- ¡ Que es lo que quieres!. Ves mi miseria y solo te acicalas.
Su mirada me traspasa, aun no comprendo, nunca le he entendido; y sin moverse lanza su embrujo para luego cerrar sus ojos y dormir.
Al fin noto el hechizo
(y la locura pasa)...
En los ojos del gato había una niña, soñadora de mundos iguales a este.
- Niña, ¿dónde estas?.
- No tengas miedo.
El gato ya no me asecha, la niña no sale y se esconden.
Ella, quiere seguir siendo niña que sueña, él, quiere soñar junto a ella.
- ¡minino, minino!!
El gato aparece y me espanta,
La niña me mira y ronronea.
La fusión de ambos produce un sonido arrullador: silencio de animal satisfecho que llena la atmósfera de languidez felina.
El frío me vence y cierro los ojos para dormir.
La niña felina los cierra para soñar.
Ella soñaba con una mujer sumergida en sus pensamientos, demasiado preocupada de todo como para cerrar sus ojos o para acariciar al gato. Una mujer que en ocasiones escribía y creaba mundos como el de la niña…
¿Mujer aun no despiertas?
… Frente a mí estaba el gato, con sus ojos abiertos y yo dentro de ellos jugando otra vez, soñando bien alerta.

Andrés Calamaro - Nos volveremos a ver

No...

¿En que pensabas supremo salvaje?

Querías experimentar el contraste y te topaste con una guerra civil.
¡Acaso tienes visión de rayos!... conmigo no era necesario, amo los contrastes.
Hice mi trabajo, espero disfrutes del espectáculo, de aquella, tu pequeña pantomima del deseo.
Y ahora que tu cuadro ya esta completo, lo veo y se percibe sombrío, sin contrastes ni armonía.
Sus personajes todos lúgubres, tienen sus labios pintados con carmín.

¡En que pensabas supremo curioso!

Aplicaste el color muy diluido; pero las manos, las manos, ¡las olvidaste! Que no sean rechazo, no protección.
Y estoy aquí, mirando aquel cuadro, sin miedos, a altura vertiginosa.
Pasando por el abismo solo las lágrimas acompañan.
Y te digo, no caigas en depresiones, que ni el Ravotril, Prozac, Actan y toda la lista de las farmacias, se ahuyentan con nuevos colores.
Siempre me lo repetías: que no se te olvide que te quiero, pero lo olvidé.
La vida burguesa no es para nosotros los que gesticulamos demasiado con las manos.

¡En que pensabas siendo salvaje con quien te pudo amar!

Mitología

Tuve un centauro y un unicornio; conocí al minotauro, disfruté mis alas, quise tocar el cielo azul, y en vez de eso, descendí hasta el infierno, encontré una demonia psycho, me golpearon en el suelo entre varios, comí chatarra…
Y ya no quiero más, tengo el estomago vacío y mi alma algo magullada de tanto vomitarla.
Mi tarea, creo, por hoy se acabó.
Solo queda despertar…

jueves, 8 de noviembre de 2007

Fui por Lana…

Hoy miraba por mi ventana unos niños jugando.
Al comienzo parecían felices, locuaces, entretenidos, sin grandes pretensiones en su juego.
Pero como siempre en todo juego de niños, uno de ellos hizo un movimiento no calculado en medio de una batalla simulada y zas!
Gran golpe!!, que patada!!
El uno lloraba, mientras el otro, que no se daba cuenta de lo que había hecho, seguía riendo.
Cuando se percato, trato de hacerle un cariño.
Niño que llora se enoja, le da una pataleta y termina propinándole un golpe de vuelta.
Así mismo sucedió.
Ambos ya muy enojados, iban de ida y de vuelta a manotones, comenzando un griterío, entre improperios y golpes, altos y bajos.
Yo que soy pacifista, me salí de la comodidad de mi silla, salté a la calle al encuentro de los chiquillos.
Intente dialogar, mala idea.
Cuando me acerque, pum!!, paf!!, ayyyyyyy!!!
Dos patadas en las canillas, un combo en mi estomago y acabe botada en el piso.
Al percatarse de aquello los nenes huyeron del sitio.
A lo lejos miraba como en la esquina se amigaban, eran cómplices nuevamente.
Eso me pasa por meterme en peleas de chicos, debí de entrar como ellos, darles unos coscorrones y se acabó el lío…
La vida es un chiste del cosmos.

martes, 6 de noviembre de 2007

Puros Cuentos Cap 11



Dia 20
DON`T BOTHER


Me asome tímidamente fuera de la habitación… no había moros en la costa, ni normandos.Afuera se respiraba la brisa fresca y los rayos del sol acariciaban la piel, como un despertar de un largo sueño.
El sol se me introdujo bajo la piel, se clavó por todo mi cuerpo, recorriendo cada rincón, reparada mi columna antes rota, jugueteaba a través de mis nuevas plumitas.
Sonreía, echando un vistazo, observando atenta que no me mirasen. Nadie en el patio de luz y aun no me atrevía a extenderlas del todo. Hoy soy vulnerable a los lobos.
Volví a aquel cuarto, mire con pena al centauro que yacía en esa cama. Le tome por el torso y la arrastre hacia fuera.
El sol le alcanzaba de lleno, pero solo abría un poco sus ojos volviendo a languidecer.
Volvimos dentro y comenzamos a subir las escaleras, llegaríamos hasta el techo, miraríamos la cuidad desde lo alto del edificio.
Respira profundo, la vida no acaba aquí le decía.
Ella me respondió – tú odiabas ser un ángel, es más, tú odias los ángeles. ¿Ya no seremos amigas?... amigas perversas…
Que gracia me causaba ella, las risitas se me salían. Yo no odio a nadie, tampoco soy eso otro que dice.
Comencé a toser, jilgueritos brotaban de mi boca y subían volando.
Estábamos en el techo, le cuidaba mientras se autocompadecía.
Tomando su celular marcaba un número que desconocía.
Conversaba un momento se sonreía, se reía a carcajadas y luego lloraba como una tonta.
Yo la veía subir y bajar por aquel carrusel emocional, subía, subía, subía cuando de repente –Alo, alo!!- volvía a marcar, comenzaba de nuevo con su carita en rictus, luego reía, luego se enojaba, parloteaba y parloteaba y nuevamente – alo, alo- llamaba de nuevo, se enojaba al principio, luego se ponía muy seria, después se reía.
Siempre la veo en ese ritual y persistentemente termina riendo.
Pero está vez paso algo distinto.
Lanzo el teléfono lejos, el que casi en cámara lenta, comenzó a bajar desde lo alto. El sol iluminaba la escena, brillante, cegador.
Ciega, no me percate que mi centauro se lanzaba de cabeza a rescatarlo arrepentida, cayendo edificio abajo.
Ya no podía tener miedo, abrí mis alas y emprendí el vuelo hacia abajo, la veía caer, la veía desaparecer, se esfumaba, se eclipsaba.
Alcance a frenar antes del golpe final.
Ya no estaba más.
Mire en todas direcciones si había rastros de ella, pero en ese callejón oscuro solo habitaban las ratas.
Mi luz atrajo a las criaturas oscuras del lugar. En eso, apareció también la cajita feliz que me dijo – ¿te desharás de todas nosotras acaso?-
A lo que respondí – yo no quiero nada –
La cajita carcajeaba con su desparpajo de siempre, entonces las mariposas de mi estomago comenzaron a subir por mi garganta y a salir por los oídos. Siempre me pasa eso cuando me pongo nerviosa.
En esa exhalación fue, cuando las mariposas bajaron en picada llenas de colores hermosos, voluptuosas, fascinantes. Yo me quede mirándolas, mientras la cajita corría como una loca gritando, alejándose de mí.
Es extraño, yo se que la cajita solo le tiene miedo a una cosa… el abandono. Algo difícil de aceptar para quienes no han hecho el ejercicio de dejar ir.
Mientras pensaba en eso, emprendí vuelo directo al sol.
Toqué aquel azul hermoso e insondable del cielo, el índigo que me regocija. Me sentía feliz y cautivada, acariciada por el viento húmedo y tibio del verano. Entonces me percaté. No solo tenía alas, ahora tenía su torso, el centauro vuelve a ser parte integral mía.

Julieta Venegas - No Sere

No, seré...

lunes, 5 de noviembre de 2007

Puros Cuentos Cap 10



Día 8
Love is a Losing Game


Mi piel esta muy suave, la lluvia de nísperos me sirvió como baño de belleza.Estaba feliz, por ello corría a mi hogar, quería saber las respuestas de porque mi abuela azul molestaba a mi abuelo ojos verdes.
Atrás quedaron mis recuerdos de ángeles pululando, cerdos caminantes y mujeres desnudas al por mayor.
Pero mi cama, como extraño mi cama alta!!.
Al abrir la puerta estaba dios esperando y extrañamente todo en su sitio.
Mi cama alta sin rasguños, el muro limpio, las historias de sangre ya no manchaban mi pared a colores, mi ventana exquisita se abría al mundo sin nada que la cubriera.
El tórrido romance en sepia ya no estaba.
(Supe, tiempo después, que la construcción al parecer era endeble y les quitaron permiso municipal).
Así que, dios me esperaba. Dijo a sus ángeles que se dejaran del desorden y tenía además, el archivo de mi abuela en sus manos…
Leí detenidamente y con atención sagrada. Finalmente entendía todo.
Después de eso quede como en shock, miraba sin repaso, alrededor, buscando, buscando…
Hay cosas que no se deberías saber -me dijo- pero eres muy terca y se fue.
Me saque los contactos y mis ojos se reconocieron.
El verde se exalto al punto de la locura, mientras el azul desmayado, no quería más.Mire hacia la puerta y supe que venían por mí.
Me repetía a mi misma, la culpa no existe, es solo invento de los que tienen conciencia.
Me apresure hacia la puerta, sentía sus pasos.
Sonaban fuertes, marciales, atemorizantes y se acercaban más y más…
Tome a uno de los ángeles de sus alas, con desesperación le pedí que me llevara volando, pero no quiso. Mientras arrancaba sus plumitas, pensaba en si el castigo sería peor, pero ya no me importaba.
Finalmente las saque todas, pero a mi, ya no me servían… había sido expulsada del Paraíso hacía mucho…
Entonces tome un poco de aquel explosivo llamado ira que a veces uso y lo puse en la puerta.
1, 2, 3… la puerta se abre, ahí esta, mi verdadero, mi único yo que volvía… con alas nuevamente!!!.
¡ Yo, yo no quería, no quería realmente!…
¡No quiero ser buena nuevamente!!!,
Prefiero mi cama, mi soledad, mis pequeñas perversiones… y llore, llore mucho, mis lágrimas llenaron aquel cuarto y lo lavaron todo.
Yo misma, como ángel, me tomaba la mano y me abrazaba diciendo, ya paso, solo es un capítulo, mi niña, vuelves a ser tú.
-Susurrando me decía a mi misma - Dicen que el amor redime…
Manche nuevamente el muro cuando exploto mi corazón.

Puros Cuentos Cap 9



Día 8
Naked

Se enojaron conmigo, me sacaron de la cama los ángeles y como ya no veo por mi ventana, estaba toda consternada.
Comencé hacer un hoyo en el muro adyacente.
Empecé por sacar el papel mural y me encontré debajo de el lienzos llenos de mujeres desnudas es posiciones provocativas… anacrónico a estas alturas.
Ellas comenzaron a salir una por una desde mi muralla y me iban saludando, después me pidieron ropa prestada, así que me quede sin nada que poner.
Al final salio una mujer vestida que llevaba de la pata a un cerdo.
Me pidió amablemente disculpas por el bochorno, y que esto, no se volvería a repetir, mientras se iba por su camino retando al pobre animal.
Me digo yo, que tonta es ella, ¿porque intenta en un animal comportamientos que no le corresponden?
Es un cerdo y ya, los cerdos se comportan como cerdos, desparraman cochinada y huelen mal.
Con todas las uñas rotas y mi nueva ventana sin terminar, decidí salir de ahí, pues los ángeles aun pululaban y dios estaba en mi cama durmiendo, no me ayudaría a sacarlos.
Ya no tenia nada con que vestirme. En este momento yo no olía, así que ni notaron mi presencia desnuda en las calles.
Fue así, caminando descubierta por la ciudad, que comenzaron a llover nísperos y supe que era el día, dios había encontrado el archivo de mi abuela.

Puros Cuentos Cap 8



Día 7
My World


Viajes, viajes y más viajes…
Cigarrillos que se encienden, alcohol que se bebe, un sexo con un desconocido… ¿que otras cosas deben suceder?
Ah! Of course, un bello paisaje de playa o lago, echemos un poco de sol, canciones simpaticonas, no vulgares, no pedestres, prosaicas, insulsas ni materiales. Mezclamos todo, se le agrega unas gotas de lust, nada de heart, gotas de sweet, una mujer bella, hermosa, adorable.
MMH mejor no, una mujer basta, mi personaje principal es hot, así que cualquiera le basta, veamos que mas…
Estaba en eso, cuando llego dios a quitarme el matraz.

Puros Cuentos Cap 7



Día 6
Unwanted


Me gusta ser una fémina, pues tengo algo mejor que los apellidos para heredar, las mitocondrias.
En esas cositas que tenemos en nuestras células, deben de existir algunos que otros genes, codones o anticodones (distinto a condones) de las mujeres fuertes y fogosas del pasado sexual familiar que admiro.
Mi árbol ginecológico propio, eso me estaba armando hoy, cuando recibí un mensaje por otra ventana.
Era el solitario con una cara triste.
Las caras tristes no me dan nada, así que decidí no atender a sus signos extraños.Me puse la falda que le pedí prestada a mi centauro, pero tenía olor a animal, así que al salir a caminar por las calles, muchos deseaban ser parte de mi árbol ginecológico también y me miraban.
Se sentía bien, después de todo hoy mis ojos no se peleaban, les puse lentes de contacto.El viento tibio recorría mis piernas y me elevaban un poco la pollera.Es perfecto caminar por la noche, sin apuros, dejando atrás las nubes negras del día pasado.
Así fue hasta que se apago la luz.
A mi no me da miedo la oscuridad pero, ¿que pasa si se me aparece el ángel de la guarda?Así que apure el paso, abrí una ventana en el suelo, llame un par de amigos para espantar a cualquier buen pensamiento que se me cruzase por la cabeza.Llame al solitario, pero no contesto, seguramente estaba con la cajita feliz…
¡Y este centauro que no aparece!… ella no teme a los Ángeles.
Ahí me di cuenta, me había puesto la falda con ella dentro.

Puros Cuentos Cap 6



Día 5
You Know I’m No Good


Es terrible, mi dulce y placida cama esta por los suelos, al parecer dios no se pica pero los Ángeles si, le cortaron todas sus patas!!
¿Los Ángeles buenos?, ja!
Ni siquiera tienen sexo.
Nada que no tenga sexo es bueno, ¿acaso las amebas son buenas? Acaso una virgen de 30 años lo es…
Miro por mi ventana, pues la mirilla de la puerta esta echada a perder desde que al solitario le he dejado ir.
Desde ese día mis ojos se pelean mas que nunca, un día se van a sacar mutuamente.Muero de tedio sin ventanas, solo me entero de la mitad de las cosas a pesar de la bolita de cristal heredada por aquella bruja que era mi abuela.
Mi abuela. La recuerdo bien con sus vestidos largos, con su caminar pausado y sus misas de domingo obligatorias.
Igual se murió.
Hace un rato conversaba con dios, quien nuevamente es mi amigui, acerca de mi abuela. Trataba de investigar por que la invitó a irse de este mundo, pero no me dijo ni pío.
Aunque a veces no me contesta, creo que el es el único que en realidad me escucha.Luego se me ocurrió averiguar por donde andaba la viejita.Me dijo que no tenia ni idea y que lo iba a poner en claro algún administrativo, que buscarían su archivo.
Para el día del níspero será.
Para este señor el tiempo no corre como el mío y todos sus administrativos son Ángeles. Ellos no me quieren.

sábado, 3 de noviembre de 2007

Call Me When You're Sober - Evanescence

Debes estar exhausto para perder tu propio juego
¿Como podría quemar el paraíso?
Como podría

viernes, 2 de noviembre de 2007

Puros Cuentos Cap 5




Dia 4
Complicated


Cuando me subí a la cama de un salto, blasfemando entre dientes, mi ojo verde estaba de insufrible con el azul.
Dios se cayo de bruces con el empujón, se paró, sacudió y me pidió disculpas.
Le dije las disculpas de nada sirven, herrar en humano, perdonar es… pero yo como no lo soy, no te perdono- le dije.
Había metido un montón de "ángeles" en nuestro nido, que ya no era nuestro, nuevamente lo había destruido. Olía a alcohol y trementina.
Volvimos a pelearnos.
Por eso hoy me acorde de mi abuela, de sus historias acerca de carteros y de cómo nunca se enamoro de alguno, pero que se caso con uno.
Será por mi abuela que mi ojo verde siempre anda de fastidioso.
Ella mortificaba al de ojos verdes con sus infidelidades.
El ojos verdes era mi abuelo. El abuelo cartero, el abuelo Riquelme, el abuelo lector, el mas culto de todos, el más tontuelo de todos, que se dejo morir...murió de cirrosis, yo creo que fue de pena.
Hoy mi Centauro transitaba alcohólica, se fue a tomar unos whisky o como se llamen esos destilados de cebada.
Ya no quería más guerra, estaba harta de que yo bajara el puente para estar con el mequetrefe.
Por eso se fue a revolcar nuevamente con historias perversas e inventarse un sexo en pelotas que no tiene.
Yo le digo que cada día es menos divina, menos adorada y adorable.
Dicen que intenta armarse bizcocho nuevo, que se las dio de cocinera, batió unos huevos, mezclo con harina, unos polvos por aquí y por allá y voila. Bizcocho instantáneo... pero así no resulta, ese corazón no le va a durar mucho.Desde mi cama intento mirar nuevamente por la ventana, pero aun esta el tórrido romance en sepia...
Ya no disfruto mi cama alta; desde que me partieron la columna.Además, sigo enojada con dios... me quedaré en mi mazmorra oscura y no seré yo quien beberá el alcohol.
Algunos beben para eliminar el dolor, será por eso que Riquelme murió de cirrosis.

Puros Cuentos Cap 4



Día 3
Fryda


Estaba en mi cama intentando mirar el cielo, pero solo me encontré el torreón de romance en sepia.
Pensaba en mi hombre y añoraba verle ahí parado, le llame con el pensamiento y apareció.
Mi ojo verde se aguzo y le dejó a la vista, l alcance, hice algunas señas y por supuesto siguiendo el modus operandi, procedí a bajar el puente, mientras que el descendía también por el suyo.
Nos acercamos y nos juntamos en el medio.
Yo le invite a mi cama que esta mañana estaba muy tibia y aun con ese dulce aroma de nuestra última vez juntos.
Nos metimos entre las sabanas y le di la espalda solo para que el se pegara muy junto a mí. Mientras me susurraba y respiraba en el oído, me recorrió con sus manos tibias.
Yo me di vuelta y le acaricie su cabello rizado, que últimamente había dejado crecer mucho, de el salieron muchos pensamientos perversos que fui atrapando y tragándomelos uno a uno.
Nos besamos dulcemente, nos extrañábamos, comenzamos a hacer el amor.A veces me gusta gritarle “Te amo”, pero esta vez no lo hice.
Mientras éramos uno, sonó su teléfono, en la pantalla decía: “cajita feliz”…
No quería contestar, pero le alenté a hacerlo y mientras el intentaba sonar normal, yo le provocaba un poco más mordiéndole la oreja y susurrándole en voz muy baja: sshhhhhhhh, sshhhhhhhhh!, yo no existo!
Mi ojo verde estaba abierto por completo mientras mi azul se cerraba, entonces el se puso sobre mi y mientras que con una mano sostenía el teléfono, con la otra acariciaba mis pechos yo le retenía con mis piernas.
Entonces, con uno de sus dedos, comenzó a escribir con su uña en mi piel, de la sangre emergió un poema que le recitaba a ella a través del teléfono.
Comenzó a reír mientras yo le susurraba las cosas lindas que le debía decir.
El tapaba el micrófono y también se reía, mientras planificaba y me indicaba que debía enfrentar todo eso y como debía mirar por la ventana, hacia aquel tórrido romance.
Cuando colgó, terminamos de hacer el amor y reímos como unos niños que han hecho maldades.
Me dijo: “sabes que debo ir con ella primero”,
Yo les respondí, “si, lo se”.
Luego repitió “debo ir”, “deberé hablarle de ti y reírnos ambos un poco”.
Yo le dije: “recuerda que yo no existo”
Le sonreí, me sonrío, nos besamos y el se fue.
Yo levante mi puente y me volví a acostar.
Me dolía todo el cuerpo, mi columna quedo fracturada por las letras de aquel poema en mi piel… pesaban muchísimo.
Debí de haberlo previsto, hoy soy más incongruente que nunca y amanecí con las cejas mas tupidas.

Puros Cuentos Cap3



Día 2
Alone


¿Acaso también soy una solitaria?.
Hasta la pregunta es estupida.
Claro que si y como me gusta.
Ya le dije a mi centauro, que anduviera por allá bien lejos, que si no, terminaré de comerme ese bizcochito que tiene en el pecho al cual llama corazón.
A veces le hago sangrar de lo lindo y como que le gusta.
La cajita feliz, anda triste, eso es una gran contradicción, pero la vida es contradictoria.
Anda desconsolada, se esconde por los rincones, pone en sus ventanas internauticas fotografías de ella, donde no sale su rostro sonriente, intentando escribir mala poesía y peor prosa. Cree que es arte, pero la consuelo diciendo que eso no es para ella.
Hay grandes obradores sin obras y grandes cantantes que no cantan, colores que no pintan y ojos verdes que ya no observan.
Hay centauros felices sin corazón.
Mientras tanto yo me trago todos los bizcochos, últimamente entre las sabanas, y luego me bajo de un salto feliz de mi cama alta.
Dios ya no esta enojado conmigo, o será que ya no estoy enojada con dios. Creo que esto es solo una relación de interés, pues dejo que duerma de vez en cuando sobre mi catre que es muy cómodo.
En este momento saldré de paseo sola, caminaré por Malloa entre tomates y lechugas, me robare algunas plantas y saldré huyendo por entre los sembradíos.Hoy decidí ser feliz, pero solo hoy.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Puros Cuentos Cap 2



Día 1
Love is blind


Solo aspiro que mi cama sea más alta, para que no me miren desde arriba.Dios se podría enojar, pues mi cama es mi compañía y mi consuelo por estos días. Desde arriba de ella, mi ojo verde se deleita con historias de jovencitas vírgenes, que a sus 30 años aun no se ha emancipado.
Hoy recibí visitas, eran mi centauro y su torso desnudo. Yo, estaba sobre mi cama tratando que el azul no se pelease con el verde cuando apareció.
Insisto, mi cama debiese ser mas elevada, así evitaría que se me acercasen.
Llego emocionada, con todo su amor al prójimo y sus viejas ideas de sangre y sangrar que tanto le gustan a veces.
Yo ya no le quiero mirar, y me asquea con su corazón de bizcocho, tentando a esta hambrienta que un día se lo va a devorar.
Eso me recuerda aquella historia del tipo que pidió papel virgen en vez de blanco, solo por ver como se ponía colorada la dependiente.
Mi centauro, es ahora una descarada, ya no se sonroja, ni con el papel blanco.
Hoy salio del lodazal, pero solo por un rato. Ya no se cree mosca observadora, ni anda vomitando por ahí las historias de otros. Hoy solo se dedico a vivir y a visitarme.
Me hablo de lo aburrida que es la vida sin colores, mientras miraba mi ojo azul con codicia.Me contó que pronto iría a la opera y que tenia un vestido precioso, pero que finalmente no se lo iba a poner.
Yo note sus malas intenciones y solo hice ademán para que saliese de encima.Fastidiada de mi falta de atención, volvió a su laguna. Y es que a veces se cree pato, aunque se, que solo lo hace para que vean la parte mas bella de ella misma. Su parte animal, la mantiene escondida, bajo el agua.
Hoy mi cama no es tan placentera, me han tapado la ventana con una construcción en sepia de un tórrido romance.
Ya no puedo ver las vírgenes de 30 años con sus historias, pero mi centauro, me dejo un trocito de su bizcocho que en algo me consuela.

Puros Cuentos Cap1




Prefacio
In My Bed


Si, muy bien, lo admito, soy huésped de este gran mundo y solo a veces, cuando observo por la mirilla de la puerta con mi ojo azul, vivo placida, mientras que, cuando presto atención hacia fuera con el verde, no quito ojo a los personajes de mi novela.
Observo y ahí esta mi mujer, un centauro bipolar, con las patas en un lodazal, mezcla entre Artemisa - prostituta y una parte principal, más humana. Un torso desnudo que se eleva entre nubes de la que es real inspiración, ella misma.
También esta la otra.
La otra, que es cajita feliz de MacDonald… ella.
No se por que también escribo de ella. Será por su jocunda vulgaridad, su desparpajo y su ilimitada libertad, sin libertad.
También, por el desorden y la exageración de su fantasía y por el intelectualismo que subyacen a su perfil populachero de juergas, entre cervezas, uno que otro porro y que no tienen nada que ver con su ineptitud torrencial, ni su gusto por la música negra.
Sin embargo, quien debiese ser el personaje principal de esta película, es la solitaria y retraída, una que necesite siempre como telón de fondo, una colectividad para ser creíble y convincente. O mejor aun, a este personaje cambiémosle por un yo, pero con pene.
La solitaria mujercita que se rodea de galanes que le dan algo de vida a su alicaída existencia. Existe para preguntar por vidas ajenas, llegando a sus oídos diminutos episodios intrascendentes del trabajo o la vida casera.
A veces alguno que otro de sus personajillos escribe y es en este momento cuando, el “vulgo” analfabeto mira, hipnotizado, las gestas de amantes y jóvenes ignorados, contadas en los mercados y en las plazas. Eso me causa mucha risa.
Y podríamos agregar a estos ingredientes, la soledad, transformada en esa realidad vuelta ficción por las artes mágicas de una gran mentirosa de la vida, la embustera que aun conserva su cordón umbilical unido a una madre dominante, que le mantiene castrado el seso.
La cajita feliz, de doble pechuga de pollo, al parecer es la más feliz, pues ni se da cuenta de esto y de nada. Mientras la que importa, ella, mi centauro, se desliza hacia su ruina, humana, enterrando cada día más sus patitas en lagunas sin emoción.
La perfidia le corroe y se da cuenta, mas no le importa experimentar.
Mi ojo azul se va destiñendo, le derriten los solventes de una obra hecha al oleo a medio terminar.
De vez en cuando, solo de cuando en vez le dije podríamos escribir… y nuevamente me tiento a pintar con aquel ojo verde y con la destreza del azul, pero me falta inspiración.
Quisiera tenderme en la cama, mirar hacia el techo y que mis sentidos no se peleen.

Carta para un Duelo (Mi respuesta a los Flogs)

Señorita:
Si, es a UD quien me dirijo, ya no nos hagamos los de las chacras y seamos lo que realmente somos de una vez.
He dejado sobre su mesa mi guante, le he cubierto además de sal. Y en vista de lo que le diré, espero acepte UD este duelo.
Hagámoslo como jugando pero bien en serio.
Si, dejemos aparte las buenas maneras, que de esas, se yo mucho más que UD e igual las puedo abandonar.
Solo deseo saber si vale la pena considerarle mi rival.
Y no me refiero a la carne, esa, de esa se consigue en todos lados. Quiero ver algo de seso, no de sexo que se entienda bien.
Déjese de andar por los rincones preguntándose mi escritura, haga la suya propia.
Muestre de una vez por todas que es capaz de algo y no es solo mendiga del arte, que acaricia, mira y retoca.
¿O UD es solo un vampiro?
Con o sin alma, solo vampiro del arte, de esos chupasangres que no crean, chupan y vomitan.
Peor aun, una de esas que certifican que inspiran algo. Alma, le digo, es solo pena por su triste vida, viviendo de las migajas que caen de la mesa de los artistas.
¿Tiene acaso estilo propio que no sea producto de sus últimos RH+ o negativo?, o ¿también come los huevos como le gustan a su mozalbete?
¿Tiene UD algo propio?
Tenga en cuenta que me rebajo hasta mis talones solo para afrentarle.
No puedo creer que no tenga nada más que ofrecer. Me resulta ofensivo en una fémina.
Esperaba una mariposa, llena de colores, creativa y me encontré con ventanas negras, un murciélago boca arriba, creyendo sensual la exposición pública, chorreando poesía melindrosa, ni siquiera propia.
No espero que acepte el duelo, aunque sería emocionante autenticar que por sus venas corre sangre y no solo solvente y pintura.
Ahí esta mi guante, espero respuesta, mientras mas acida mejor… el alcalino me aburre.

miércoles, 31 de octubre de 2007

Las De La Intuición - Shakira

Mi placer culpable 1.

Sin S/C

La copa se volcó sobre el fuego, el pollo dijo pio y ahora es asado. Quien me manda a tomar Jack Daniel’s

Tiemblan los artistas del mundo frente a la tirana, que no soy yo.

Todos lo saben o siquiera lo intuyen: no deseo hablar mas bajito, a mi me gusta gritar de vez en cuando.
Que me extrañen me da lo mismo, es solo un capitulo más.

No echo de menos a nadie, saldre esta noche y mañana, asi como pasado y al dia siguiente también.
El mundo sigue su curso, todos siguen sus juegos.
Porque yo me solazo libre de presos mentales y castrados emocionales.
Estoy mirando desde el techo, desde mi cama de patas altas.

lunes, 29 de octubre de 2007

Teoría de Conjuntos

Libre
Siempre se como escapar
Aplico aceites perfumados

Mientras monsieur Paris
se pavonea de lo lindo
crédulo en sus feromonas

Están ahí el monaguillo,
y el leguleyo
confiando en canciones triviales

(O como dirías amigui:
pedestre, prosaico y cursi)
Ensalada de cebollas querrán

Y aunque compuesta de “capas”
Esas son de “super girl”
No GIL

Y al poeta meloso digo
No tomes la mano a quien no sabe amar
Puede ser una trampa para osos

Y es terrible perder un miembro

Si se quedo fuera de esto,
según mi teoría personal de conjuntos
UD no pertenece

viernes, 26 de octubre de 2007

S/C (y su posible significado)

Sin Comentario
Solo soy la niña que escribe “chistoso”.
Sobre Compañeros
De viejas historias.
En que
Sin Canción
de cuna, desea ser abrazado por la noche,
(Sonetos Calientes
de versos maltratados).


Sin Convento
Se quedo la chiquilla
Sádica Cochinilla (lechoncilla la niña)
Empapada de barro.
Salpicando Canciones
De algún jazz carraspeado (desafinado)

Esta
Súper Confiada
en aquel sexo ardiente (naciente, patente, tardío).
Y es para mi
Somnífero Cuatico
de chiquilla lunática (y pareja algo estúpida).

¿Serán Curados
de aquel viejo tormento?,
Por la
Santísima Culebra
de noches inalcanzables.

Sus leyendas,
Son Comentarios
entre conversaciones amistosas
Simples Cuentos
Para sanar al duende ámbar
(Solo Con duende)

Mientras la mariposa
Sonríe Contenta
Y lo deja cu-cu,
Super Cu-cu

Calorías

Ella estaba nerviosa y algo ofuscada, había pasado un mes desde aquel acontecimiento que la tenia retenida con gente alrededor y no lo soportaba. Deseaba continuar su viaje, hacia aquella soledad tan anhelada.
No concebía tanta preocupación, finalmente opinaba que quienes la inmovilizaban necesitaban demasiado de ella.
Seguía enojada, pensando solo en irse, mirando como su amiga mantenía entre sus manos, una de las servilletas rojas de aquella mesa bellamente ornamentada. La deslizaba entre sus dedos, jugando nerviosa, mirando alrededor. Parecía una ovejilla del campo inquieta y delicada, que pensando en nada, calculaba las calorías del helado de chocolate enorme que Camille había pedido.
Por su lado a Camille nada le importaba, estaba tan cegada de aquel enojo, del no poder escapar del agujero, que miró a su compañera de soslayo y sin mediar provocación alguna simplemente le pregunto:
- ¿Rocío, sigues vomitando lo que comes?
Rocío abrió sus ojos enormes, sintiéndose desnuda ante la pregunta.
- No me mires así, vi como apenas terminábamos algún plato, tú te levantabas e ibas de inmediato al baño.
- Sabes que soy observadora, tus dedos están amarillando de tanto que buscas por tu garganta eliminar de algún modo lo que comes. Mírate, estas ojerosa, ¿que paso con la mujer maravillosa que conocí?
Su amiga nunca había sido muy fuerte de carácter, sin embargo la determinación que le llevaba a eliminar todo lo que comía, era algo que se había transformado en su máxima. No estaba dispuesta a sentirse fea o gorda nuevamente, no deseaba volver a ser una ballena, se decía.
Camille sabía bien por lo que su amiga pasaba, desde que su ex “coso” la dejase en ese estado, había intentado no abandonarla, sin embargo, estos días en Villarrica se le habían hecho eternos.
La conversación se vio interrumpida cuando finalmente llegó el acompañante de Rocío. Era un tipo alto, de bonita sonrisa y buena familia, de esos que las mujeres buscan para formalizar.
Camille había cumplido su cometido, ser el mal tercio para que Rocío finalmente saliera con este “coso”, según ella, estupendo.
Cansada de permanecer ahí sentada, viendo como su compañera literalmente se suicidaba, se levanto y excuso diciendo que se sentía mal.
El tipo buen mozo ofreció a llevarla a casa. Ella, quedo mirando a Rocío con cara de que hago ahora.
Al no obtener respuestas y en un arranque de ira idiota, opto por darle algo de dolor, algo que la remeciera. Así que tomo su bolso y al tipo del brazo; entonces ella reaccionó, pero no como Camille lo esperaba.
- No te preocupes, deja que te lleve, yo me quedare por aquí, aun no deseo ir a casa.
Ella solo pensaba en lo transformada que estaba Camille y en lo mucho que se parecía últimamente a “su” ex.
No sabía si era el efecto del Prozac o de la delgadez extrema lo que tenía tan alicaída a aquella mujer que alguna vez fuese tan vivaz. Ya no presentaba mayor expresividad, era una mujer plana, tan plana como sus pechos antes redondos.
Camille se fue con el personajillo al nido temporal que había armado y le devoro por completo, se lleno de placer, se abandono a sus deliciosos instintos, engordo su sensualidad hasta el hartazgo, mientras su amiga, estaba en algún baño de aquel restaurante, vomitando el alma, dejando escapar la poca vida que le quedaba.