viernes, 10 de febrero de 2017

La Viuda Alegre


No se lo cuenten a nadie

Mañana viajo a Paris

Hagan como que no existo

No sea que el muerto resucite...


Ya no es tiempo de tristeza, lo hecho, hecho está. Y al difunto esta mañana le di un par de palazos adicionales.

No sea que por esas casualidades, justo hoy se levante a cazarme mariposa.


Je t'aime encore

donc je suis parti


MERIDA CRUZ-LASCANO, RAFAEL
1938

La viuda Alegre

"La mujer que se cree gran Señora
en su pesar de quedar viuda y sola,
no debe ser promiscua si usa aureola
y menos, de amor ser vendedora".
Mérida
.
.................

Negro augurio limita, nadie conocerá,
Negro, dicen, la viuda se ha vuelo seductora.

Negro ese sufrimiento, no más ¡Se acabó ya!
Negra es la hipocresía de amor tradicional
Negra y sabia ironía… se volvió liberal
Negra es hoy su inocencia, de sexo cubrirá

Negra esta la ventana do espera La Señora
la viuda refinada de elegante alegría,
Negros tiene los ojos en pacto cazadora
quiere dar rienda suelta lucida algarabía,
negra sensación vaga, de excesos a toda hora
no tiene muro el puerto su placer no se hastía,
canta alegre, La viuda quiere amar, ser primera
ya no recuerda, al muerto, su vida placentera.

domingo, 5 de febrero de 2017

Je t'aime Encore

Je t'aime
donc je suis parti

Je vais vous suivre dans la tombe

Mais vous ne voulez pas.

Je te verrai
dans mes fantasmes
comme un fantôme
visite récurrente
dans les folles nuits

Je regarde obliquement
je ne te comprend pas
parce que vous êtes encore là

Sensation

Par les soirs bleus d'été, j'irai dans les sentiers,
Picoté par les blés, fouler l'herbe menue :
Rêveur, j'en sentirai la fraîcheur à mes pieds.
Je laisserai le vent baigner ma tête nue.

Je ne parlerai pas, je ne penserai rien :
Mais l'amour infini me montera dans l'âme,
Et j'irai loin, bien loin, comme un bohémien,
Par la nature, heureux comme avec une femme.

Arthur Rimbaud

Mars 1870

Je vais vous suivre dans la tombe
Mais vous ne voulez pas.

Tous les jours, je fais ma valise et aller à Paris

Cuando te rompen tantas veces el corazón, la única solución es convertirse en puta 

“Las tipas duras no maman, las tipas duras no besan, las tipas duras no cogen dos veces con el mismo hombre (él y otros no lo entendieron)”. 

–Señorita Vodka,
               Susana Iglesias 

Una bala, un vaso helado de vodka y tacones del 15: el tesoro de esas mujeres que buscan incansablemente acabar con su vida de la manera que sea. El destino les ha jugado sucio, parece que nunca encontraron el amor, que la diversión es inexistente y que la única salida es convertirse en putas.

Disfrutar del tubo, de los bailes eróticos, los coqueteos en cualquier tugurio de mala muerte y en la ambición de por fin olvidar el dolor que alguien provocó. ¿Cómo olvidar a quien nos rechazó tantas veces? A quien puso una bala imaginaria en nuestro corazón que duele como si constantemente sangrara.

“En este tiempo de tranquilidad aparente, en este tiempo de lagos, vodka helado, vino tinto, glitter, estiletos y sombra de color humo. En este tiempo de picnics en domingo y parrandas en lunes. En este tiempo estás tú, aunque nuestros ojos no se enlacen como en mi imaginación. Con tu rostro perfecto, sonrisa que desviste, gafas inmortales. En esta noche de ginebra y soledad estás tú, con la boca del deseo más terrible que he sentido por alguien, un deseo casi brutal que no me deja dormir, que me impide pensar y coger. Tus ojos de abismo nunca serán de nadie”.

No queremos, nos obligamos a decir que no, a no enamorarnos, a evitar los besos como las putas. A no caer rendidas de amor pase lo que pase.

“Es probable que mi sistema de ‘valores’ esté un poco deteriorado, pese a eso, trato de ser lo menos infeliz posible, de no amargarme ni amargarle la existencia al otro, aunque algunas veces no lo logro. Culpas, remordimientos… mis remordimientos tuvieron origen y final, fueron como navajas que se clavan contra mí todo el tiempo hasta que un buen día me cansé”. 

Un Judas que te condene con un beso a la perdición absoluta; un W. del que ni siquiera puedas mencionar el nombre completo por los desastrosos estragos que pueden causar en tu corazón; Mike, quien se convirtió en tu salvación y al final lo echaste todo a perder; García, el que lo haría todo por ti; y Dave, quien realmente te convirtió en una puta, Señorita Vodka.

Susana Iglesias ganó el Premio Aura Estrada en 2009, realizó tres residencias en las colonias de escritores Ucross, Ledig House y Santa Maddalena. Fue becaria del programa de Jóvenes Talentos del FONCA y su obra ha sido incluida en antologías como la del Premio Charles Bukowski y la Antología del Encuentro Nacional de Letras Independientes.

sábado, 4 de febrero de 2017

Gwen Stefani - What You Waiting For? (Clean Version)

you´re still a super hot female... What you waiting for?





http





://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

13. Human Nature (Subtitulado)



http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

El Viaje


He intentado no meterme en problemas, pero esta guerra que llevo en la cabeza, empuja a meterme en líos
Armé mi maleta lo más rápido que pude.
Cualquiera diría que me la paso huyendo de cada lugar, de cada persona, de mi misma. Pero solo busco mi libertad, esa que con cada te quiero de otro, se vuelve tan esquiva.
Esta vez tampoco sería diferente.
Escuché como la llave de la puerta principal se introducía en el cerrojo y entré en pánico. Nuevamente guarde la maleta a medio hacer, tomé una bocanada de aire, alise mi cabello y baje rápidamente a saludar.
Escuche el portazo de la puerta que anunciaba su llegada.
En medio de la bajada por la escalera, practiqué una sonrisa.
Salude como siempre, solo un tenue beso en los labios, para luego preguntar por el día a día que en verdad ya no me importaba y a él tampoco.
Le ofrecí un té como acostumbraba, como un ritual de unión y compenetración que ya no funcionaba.
Me contaba de sus colegas y alumnas inútiles, en sus palabras. Yo asentía y le daba la razón en sus rezongos. Un vez que ya notó mi falta de interés, nuevamente se fue a su habitación, a trabajar como él decía.
Yo sabía que mientras pintaba, sacaba una de sus botellas de vino, que según él, no se compraba, eran regalos. También sabía que una vez bastante ebrio, subiría a mi habitación por cariño y amor.

Hoy por la tarde había entrado en aquel cuchitril hediondo a trementina y alcohol. Sobre el mesón improvisado estaban sus pinceles y los míos, pinturas amontonadas en cada rincón y sobre el atril lo más nuevo, la pintura de una mujer hermosa, artísticamente descuartizada y deforme, con unos pechos enormes y en reemplazo de sus pezones, ojos.

Nunca le dije algo respecto a sus pinturas, para que no considerase que coartaba su creatividad, pero lo distinto de hoy fue ver todas aquellas pinturas en que yo aparecía, destrozadas con cuchillo y vueltas a armar en una especie de rompecabezas.
En el suelo yacía roto y desmembrado un muñeco con forma de mono, un peluche que bailaba y que nos hacía reír, porque cuando se lo regale, le dije que era como el pero con más ritmo.

Había botellas amontonadas en el closet, todas vacías. Nunca supe como lo hacía cada día para volver a levantarse y aparentar en el colegio ser una persona centrada. Era un ser bipolar que eliminaba sus frustración conmigo, por hacer clases y no ganarse la vida como el, en sus palabras, se merecía, pues él no era un estúpido profesor, es un artista.

Como cada tarde y antes de entrar a su cuarto, me amenazó con que no aceptaría esclavizarse a ser profesor el resto de su vida y que en cualquier momento dejaba el colegio, que ya lo tenía harto, que yo tenía la culpa de haberlo metido en estos líos y transformarlo en un burócrata de la vida con responsabilidades de persona normal, porque él, tenía un propósito mayor, el trascendería.

Muchas veces le dije que su trascendencia no valía de mucho, que bastaba que el día de mañana cuando el muriera yo quemara toda su obra.
Esa noche fue a buscarme, pero yo cerré con llave y me hice la dormida para no abrirle.

En la mañana al despertar, él ya se había ido al colegio. Se levantó más temprano que de costumbre.
Entonces terminé mi maleta, bajé a la habitación, tomé la trementina, los restos de alcohol y los vacié sobre las telas, luego reventé una botella de whiskey que guardaba para las visitas sobre el mesón de trabajo.
Encendí un cigarrillo, aspire un par de veces y lo lancé sobre el mesón.
Vi como las llamas comenzaron por devorar mi rostro y mi vestido rojo.

Solo salvé una pintura mía, una que el pintó mientras lloraba desconsolada, en una de esas tantas veces que me hizo llorar y que no le importó.
Recuerdo bien como se realizó esa pintura, estaba sobre la cama, con una taza de té que se enfrió, él había terminado por enésima vez conmigo mientras yo lloraba, aun lo recuerdo, de pena y rabia, porque sabía que no se iría de mi casa. Entonces él me dijo, quédate quieta, así mismo. Trajo una tela nueva y comenzó a dibujar, luego me sacó unas fotos, así, destruida.
A esa pintura le tengo cariño, me recuerda a los puntos que llegamos por un supuesto amor.

Cuando las llamas aumentaron en tamaño, cerré la puerta.

Atrás dejé mi casa, mis cosas, mi pasado. Lo material nunca me importó. La casa acababa de terminar de pagarla el mes pasado.

Me senté en la vereda del frente con la maleta al lado, llegó bomberos, apagaron el incendio. Mis vecinos me miraban y se lamentaban.

Tomé mi pintura, mi pasaporte y comencé mi viaje, mi fuego nunca más se ha apagado.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/ Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Ultraviolence - Lana Del Rey (Official Video) [Español/English]



http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

DESPERTAR



El día de hoy, ella se propuso caminar sin ropa por la habitación y disfrutarlo.

Una tenue luz alumbra una cicatriz que casi desparece, porque las arrugas le comienzan a reemplazar.
Fue como esa mañana en un hotel de Valparaíso, recién levantada, desnuda y sin pudor frente a la ventana mirando el paisaje, mientras el, la contemplaba sin pensar en lo siguiente. Aun sin desayunar,  harían nuevamente el amor como adolescentes.

La sensación ya no era la misma, no había orgullo por su cuerpo, ni picardía frente aquel hombre. Después de todo, el tiempo no pasa en vano y con la llegada de los años, poco a poco se presentaron los achaques y él comenzó a marchar. Le hizo sentir que no era suficientemente buena para él y cuando le dejo ir, pensó en lo bien que se sentiría el día que lo perdonase.

Esa mañana alzó los brazos y bailando dio gracias a que el sol duele en la piel y ese Valparaíso, está en un mundo pasado.




http://dafne-en-viaje.blogspot.com/ Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.