sábado, 6 de noviembre de 2010

Alguien que Cuide de Ti



Sigo escribiendo en el sigilo
sin necesidad de conejos rosa
ni corazones esponjosos

Alguien que cuide de ti
es justo y necesario

Me haces tanto bien, pues
atiendes tus palabras hacia mi
como si fuesen joyas


Yo se que me cuidas
Con tu lenguaje de pelos y señales
y tu tambor de la selva asomando

Me hablas
Yo escucho

Si, es feo masturbarse, pensando en otra
Pero no sigas contándome
mejor tomemos un té.
mientras me muerdo la lengua

Ríes y se te nota entre los dientes
un poco de la frambuesa recién engullida.

Sigues con el mismo discuso
y yo
sigo desgastando mis yemas
en el tamborileo sobre la mesa
escuchando lo que me cuentas

Como si no supiera que haces esto entre semanas!
Horas, minutos, segundos de preocupación
por que yo no me enterara.
Pero quiero cuidar de ti

¿Debes hablar siempre
con tu tormenta cerebral acosándote
la conciencia?

No es necesario sufrir resonándote las faltas.
Me provoca sonrisas
carcajadas tu pensamiento culposo
acordándote... de cada cosa!!!

Asi que...
los pasteles están dulces
y aun queda algo de te
mejor toma una galletita.

No solo de escotes y otras redondeces
vive el hombre
Destruye los puntos y comas que nos separan.

Sin obsesión ni compulsión te desarropes
Ella te trae dulces recuerdos.
(¿Estoy dando un consejo?)

Se puede ser feliz, sin ser soso
se puede destruir para construir
Si te sientes mal por ello,
llámame para cuidar de ti

Que tu aliento no sucumba entre brazos caídos

Hoy dices que me dejas
y yo ya lo sabía

Podrías ser menos chulo
Podrías ser mucho menos feo
Podrías ser menos bueno…

Pero, nadie ha muerto
no hay despojos de lobos ni de niñas pequeñas,
ni ovejas queriendo comer carne.

Tomémonos otro té
traga un poco de kuchen
rompe el silencio con la boca callada.

Por que no hay amor más grande
que el que nos tenemos a nosotros mismos.
Y si no, yo cuidaré de ti.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Supuesto

Supongamos que esta tarde no hablamos
Supongamos que las palabras no se trastocaron
Supongamos que tu eres feliz
Supongamos que yo soy feliz
Supongamos que te hablo en serio
Supongamos que esta vez no te ríes de lo que digo
Supongamos que mi vida para ti no es común y despreciable
Supongamos que en verdad soy parte de tus proyectos
Supongamos que no soy imaginaria
Supongamos que nunca más contesto el teléfono
Supongamos que esto no es el fin
¿Seria tonto suponer que seremos felices?

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

La otra Cara

Mi pareja es muy tosco, muy ogro, nunca está contento con nada. Le molestan los niños, le molesta mi presencia, yo hago todo cuanto está en mis manos para que vivamos en paz, pero no es tarea fácil.

Hace unos meses una amiga mía lo ha visto en la calle y no podía creer que él fuese la misma persona que yo le había descrito (un hombre amargado, insaciable, que nada lo hace feliz, que sólo puede pensar en sí mismo, exige todo sin entregar nada…).
No, no le pareció así, le vio sonriente, riéndose de todo, agradable, atento con las mujeres, caballero, y hablaba de todo… ¡Como un hombre perfecto!

Yo claro, quedé en blanco. “¿Estás segura de que hablas de mi pareja?”

Sí -me dice-, sí, fíjate que me habló y es lo opuesto a lo que tú me describes. Incluso habla con mucha suavidad, educadamente, escuchando, con interés en la opinión de los demás… realmente tu pareja es un encanto.

¡Plop! Perpleja yo no podía creer lo que escuchaba. Era como si me hablasen de otro hombre, no de este que tengo a mi lado que nunca me ha agradecido nada en la vida, todo me lo ha exigido como si se lo debiese, nunca le ha agradado nada ni de mí ni de lo que yo hago, todo le molesta, todo lo manipula para convertirlo en algo “que hice contra él”, sólo tiene malas palabras para mí, nunca le importa mi bienestar ni física ni mental, se burla de mí, me amenaza, me grita, quiere ser siempre el centro de la atención, siempre anda disgustado, desafiante, enfadado y haciéndome pagar todos los platos rotos que él mismo rompe.

Inocentemente le pregunté porqué es tan diferente cuando está fuera de casa…

Y fue un gran error. Montó un enorme escándalo, pero escándalo de verdad, no sabría ni describirlo. Cuestión que mi pregunta sólo sirvió para que se sacie gritándome, echando sobre mí un sinfín de cargas y acusaciones, asegurando que él es igual en todas partes, que no le gusta hablar, que no gusta esto ni aquello, que todo cuanto yo hago es en su contra, que todas mis relaciones son malas, que no soy buena, que todo lo malo que me ha tocado en la vida me lo tengo bien merecido… Siguió gritándome, amenazándome, y degradándome durante 3 largas y angustiosas horas, encerrada en un cuarto sin yo poder escapar ni defenderme. Cualquier intento de defenderme era inmediatamente contestado con más amenazas y peores tratos verbales.

Llegué a la conclusión de que él es así, y que nada ni nadie lo cambiará, nunca cambiará. Él es quien es, y es como es.
Quien tiene que cambiar soy yo. Obligatoriamente soy yo quien tiene que cambiar, o hacia la libertad o hacia la sumisión y rendición total de mi persona.

Bueno amigas, esta historia pasa en muchos lugares, y me temo que pueda ser algo común. Sólo que las doble cara dificulta el verlo en el día a día. Tu amiga que tiene una pareja tan especial, sensible y honesta… igual sufre en casa, donde tú no puedes verles como son en realidad. Igual incluso es algo que te pasa a ti, que me lees, y te identificas con parte de lo que cuento…

Hay personas que en público muestran la cara más amable, pero que en casa son unos maltratadores psicológicos. No golpean, no hacen daño físico por lo que no se nota su maltrato… pero maltratan igualmente, te destruyen igualmente.
Hay que tener mucho cuidado con estas personas, la relación íntima con ellos, especialmente en un mismo hogar puede suponer auténticos horrores. Sólo viven para su propio bienestar, viven para sí mismos, y harán lo que sea para lograr cuanto se proponen sin importar a quien pisoteen en el proceso. No dudarán en pisotearte.

Y peor aún, puesto que fuera utilizan “la cara bonita” te será muy difícil encontrar apoyo, casi nadie podrá creer lo que les cuentes de él, pensarán que eres una exagerada, te dirán que “no es para tanto”, te pedirán aguantar, te dirán que seguramente te lo buscaste, que algo habrás hecho para enfadarle, que aguantes un poco más, “¿qué daño puede hacer un día, un mes, un año más?”.

Tengan cuidado con estas personas, si están viviendo algo así creo que deben intentar salir cuanto antes porque cada día que pasa es un día más de maltratado, un día más de intimidación, un día más en el que él se hace más fuerte y tú más débil… y si esperas demasiado tal vez un día no queden fuerzas para luchar y estarás totalmente en sus manos. Si comienzas a percibir algunas actitudes similares, huye, cada día que pasa te tendrá más atada.

Y tú, amiga, ¿qué me dices de esto?
¿Te resulta familiar esta historia?


(articulo original en http://www.todamujeresbella.com/1246/doble-personalidad/)

viernes, 22 de octubre de 2010

Punto G

Enrédate en mi,
confúndete, atrápame,
se prisionero de mis piernas.
Sin fundirte conmigo,
Sigues siendo tu,
Sigo siendo yo.
Por eso húndete,
pero no te quedes
Subsíste,
solo un momento
Juntos seamos otro
distinto a ambos
Porque todo tiene su fin,
un final orgásmico.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Algodòn de Azùcar



Solo un momento, en un mísero momento, un ruido ensordecedor como decenas de caballos, bajando a todo galope; el agua se viene, la mar nos comerá.
Darko, Darko, despierta!
Nuevamente se quedo dormido el viejo!
Me sonreí y amablemente prolongue la mano para saludarle.
Buenos días don Darko

Este tiempo ha sido agotador para todos, inclusive para mí que como nunca he recorrido toda la región.
A ellos, les ha tocado aún más duro y Darko todavía está a prueba en el circo.
Ya no es el jovencito que alguna vez recorrió toda Europa y hasta Rusia, montando y desmontando carpas. A pesar de que esta americana que les acaban de regalar, es más fácil de montar y desmontar, es fatigoso para un hombre de su edad con esta clase de trabajos.
Darko tampoco es el talentoso músico de orquesta de circo que alguna vez fue. La artritis un día cualquiera le quitará inclusive el gusto por tocar la guitarra por las noches, después que todos se van a dormir.

Sus ojos antes de un azul intenso, hoy languidecen en un azul grisáceo y es que los años no pasan en vano cuando las lágrimas de un hombre fuerte destiñen.

No pareciera que fue hace mas de 40 años que conoció a una equilibrista Rumana en una gira por Chile.

Fue amor al primer espectáculo. Se enamoraron y se amaron locamente, de su amor nacieron tres hijos.

Por amor a ella y sus hijos decidió echar raíces en una sola tierra. Se quedaron en San Vicente de Tagua Tagua de donde era oriunda su familia.

Alcanzaron a estar cinco años juntos, pero aquel corazón gitano que le impulso a ella a irse con el circo, no le había abandonado.
Así, sin más, una mañana simplemente se fue con el circo que había pasado por el pueblo, dejándole solo, a cargo de tres chiquillos y una casa herencia de sus padres.

Darko hizo de todo, desde operario en la planta procesadora de pollos, hasta limpieza de baños antes de tropezar con lo suyo.

Caminando por la plaza del pueblo se encontró con un carrito en que se vendía algodón de azúcar, juguetes y pelotas plásticas.
Sus hijos estaban encantados, lo querían todo, un montón de cosas que el no les podía dar.
Entonces tuvo una idea, se fue a casa y recogió los últimos ahorros que tenía para emergencias, por los niños. Volvió a la plaza y ofreció el dinero al vendedor de algodón para hacerse del carrito completo.
Era más dinero del que le hubiesen ofrecido nunca por su carro, por lo que acepto.
Desde entonces se transformo en el señor de los algodones rosados y azules.

Tuvo muchos problemas al comienzo, pues para poder estar en ese espacio necesitaba permiso municipal y el permiso se lo habían dado al dueño anterior, no a él.

Como hombre con carácter, se peleo inclusive con la alcaldesa, la que nunca le perdonó ese tono de superioridad moral con el que se dirigía a ella al hablarle de que no estaba dispuesto a pagar una coima por algo que se debiese ganar por mérito, no por favores políticos.

Nunca agacho el moño, así que el hombre oriundo de San Vicente de Tagua Tagua, nunca pudo vender un solo algodón en su propio pueblo.

Comenzó a recorrer la región con su carrito: los jueves y Martes en Pichidegua, los miércoles en Quinta de Tilcoco en la feria de artesanías, los sábados en Rosario, los lunes en Malloa y solo el domingo descansaba junto a sus hijos
Con su carrito logro educar a sus tres niños, quienes terminaron a su pesar, trabajando también en la planta procesadora, pero ya no como operarios, sino que de jefes de secciones en la planta pues tenían mas estudios de los que el alcanzo a tener.
Sus hijos ya eran adultos y le estaban dando nietos cuando decidió volver al circo.
Proveniente de familia circense aun le recordaban, pero, el circo ya no era el mismo que hace años.
En la funciones la música es grabada y ya no son necesarias las orquestas, pues no se toca en vivo. Su viejo arte había desaparecido de la mayoría de los circos.
Sin embargo la destreza para hacer algodón de azúcar, antes y después de las funciones, seguía siendo muy preciada, pues permitía vender las chapitas, recuerdos y todo el merchandising del circo.
A sus sesenta años, era un hombre que podía decirse se sentía realizado, sin importar todas las penas que le entrego la vida.

Una noche de febrero, en Iloca, el circo estaba frente al mar.
Como cada noche, Darko tocaba hasta muy tarde su guitarra. Fue durante esa madrugada que sintió a los caballos galopar con furia por sobre las olas y hasta las profundidades de la tierra.
Se escuchaban gritos y llanto en medio de la noche, luego el silencio se lo tragó todo.
El mar se llevo la vieja carpa, la jaula con leones, el carrito con el que daba sustento a sus últimos días, así como el cacharro que con tanto esfuerzo, se había comprado para trasladar sus cosas. Aun estaba cancelando un préstamo en el banco por ese vehículo.
El mar, la mar, también se lo quiso robar a él.

Cuando le pregunte como había sido todo eso me dijo: señorita, yo no sé lo que paso, solo sé que estaba en el agua y que ya estaba cansado de luchar.
Me miro fijo, se limpio un poco el sudor de la frente y siguió su relato: Sabe señorita, yo siempre le cantaba a ella, a la mamá de mis críos, yo la enamore con la guitarra, pero nunca logre que regresara.
Bajó la mirada
Esa noche ella regreso, fue su mano la que me saco del agua, fue su forma de darme las gracias por haber criado a los cabros, porque sabe, son buenos cabros.
Y de sus ojos tristes se arrancaron unos lagrimones.

El no lloraba por la pérdida económica, ni para que yo le diese el crédito por lástima o para recuperar su carrito o el cacharro.
Después de eso no le quise decir, ni preguntar nada más, solo dejé que llorara.
Que más se le puede pedir a un viejo cojonudo y cansado que finalmente encontró lo que se le había perdido.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

martes, 19 de octubre de 2010

Espera x3





Se escucha en el aire el sonido de un bandoneón, mientras, sentada frente a mí, una mujer pierde su mirada en el fondo de un murallón blanco.
¡Que mirada!, tan extraña, me recuerda a alguien y me atrevería a pensar que es de aquellas que si se lo propone, traspasaría a cualquiera, incluso un muro.
A su lado un hombre, no muy alto, de aspecto débil y vestir descuidado, cada cierto tanto acomoda sus lentes de manera nerviosa.
Él le habla de cerca, seguramente para que el resto no escuche. Ella sigue con su mirada absorta en el fondo de ese muro blanco, inexpresiva, sin pestañear. En un momento cierra los ojos lentamente para volverlos a abrir.
Me pregunto, que será lo que le dice.

El bandoneón aun se escucha en la sala, es música alegre, que suena triste.
Un poco más atrás hay una muchacha de ojos brillantes y dicharacheros. No para de hablar por teléfono, se sonríe, agita sus manos en el aire, toca su pelo negro y liso, deslizando sus dedos por entre sus cabellos.
Una carcajada escapa de su boca y todos se dan vuelta a mirarle. A ella no le importa, levanta sus hombros y hace un ademan divertido como pidiendo disculpas al público.

Eso me causo mucha gracia, hizo reír y olvidar por un momento mis propios pensamientos.
Las salas de espera normalmente son muy iluminadas, pero esta me parece oscura de muros blancos desgastados. Uno de los tubos fluorescentes parece estar dañado, pues parpadea.

La mujer de mirada fija, fue la única que no volteo con la risotada, en cambio se giro a ver al hombre que le conversaba. Abría y cerraba sus ojos lentamente.
El tiempo se detiene con cada pestañeo suyo, se siente su respiración lenta y tranquila mientras mira al hombre y levanta su ceja derecha. No emitió sonido, solo se llevo el dedo índice derecho a la boca, para volver a cerrar y abrir sus ojos lentamente.
Todo es ahora, en cámara lenta mientras miro alrededor
Me froto las manos, espero, miro mis uñas una y otra vez, vuelvo a mirar a la chica risueña del teléfono y a la inexpresiva con el hombre de lentes.
El hombre de los anteojos finalmente se va.

La verdad no quiero pensar. La espera nunca me ha gustado, es algo desesperante, tan desesperante como la música de Amelie que suena de fondo.

Finalmente, se abre la mampara, una mujer de blanco comienza a llamar: un familiar de don Eduardo Pidal, por favor acérquese.
En ese momento, la chica risueña deja de reír, ya no habla por teléfono. Se paró de un salto para acercarse a la mujer de blanco.
A su vez la mujer de mirada penetrante, cambio su rostro a preocupación y una lágrima se le escapa y recorre su mejilla derecha, mientras camina a hacia la mampara.
Yo misma, que no quería pensar y miraba todo aquello, me levante y acerque a la enfermera.
¿Por que sé que es enfermera y no médico?. ¡Todo es tan confuso!
¡Yo le conozco!
Fuimos amigas mientras estudiábamos en la universidad. Hoy ella debe ser enfermera.
Al parecer me ha reconocido pues dirige su mirada hacia mí.
Pero no, no me ha reconocido.
Preguntó: ¿usted es Lilian? Y las tres respondimos que si.
Volvió a preguntar: ¿Lilian Sepúlveda?
Las tres respondimos: si, Sepúlveda Arias.
En ese momento me percate, llevábamos la misma ropa, un vestido verde limón, un chalequillo verde y chalitas livianas. Las tres nos miramos como de reojo levantando la ceja derecha.
La enfermera luego dijo: Por expresa voluntad del paciente solo Lilian Sepúlveda Arias puede entrar y agregó, podrá verle, pero no podrá hablarle más que a través de un vidrio.
Que más daba todo eso, por lo menos estaría cerca, es verdad, sin contacto, pero ya eran tantas las veces que me habían puesto a prueba de estos modos, que me hacía feliz la idea.
Entonces la mujer de blanco dio la media vuelta y detrás entramos las tres.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Muse- Falling away with you (with lyrics)



http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Espera

Un bandoneón suena de fondo, mientras sentada frente a mí, una mujer pierde su mirada en el fondo de un murallón blanco.
Su mirada, tan extraña, me recuerda a alguien y me atrevería a pensar que es de aquellas que si se lo propone, traspasaría a cualquiera, incluso un muro.
A su lado un hombre, no muy alto, de aspecto débil y vestir descuidado, cada cierto tanto acomoda sus lentes de manera nerviosa.
Él le habla de cerca, seguramente para que el resto no escuche. Ella sigue con su mirada absorta en el fondo de ese muro blanco, inexpresiva, sin pestañear. En un momento cierra los ojos lentamente para volverlos a abrir.
Me pregunto, que será lo que le dice.
El bandoneón aun se escucha en la sala, es música alegre, que suena triste.
Un poco más atrás hay una muchacha, de ojos brillantes y dicharacheros. No para de hablar por teléfono, se sonríe, agita sus manos en el aire, se toca el cabello negro y liso, deslizando sus dedos por entre sus cabellos.
Una carcajada escapa de su boca y todos se dan la vuelta a mirarle. A ella no le importa, levanta sus hombros y hace un ademan divertido como pidiendo disculpas al público.
Eso me causo mucha gracia, hizo reír y olvidar por un momento mis propios pensamientos.
Las salas de espera normalmente son muy iluminadas, pero esta me parece oscura de muros blancos desgastados. Uno de los tubos fluorescentes parece estar dañado, pues parpadea.
La mujer de mirada fija, fue la única que no volteo con la risotada, en cambio se giro a ver al hombre que le conversaba. Abría y cerraba sus ojos lentamente.
El tiempo se detiene con cada pestañeo suyo, se siente su respiración lenta y tranquila mientras mira al hombre y levanta su ceja derecha. No emitió sonido, solo se llevo el dedo índice derecho a la boca, para volver a cerrar y abrir sus ojos lentamente.
Todo es ahora, en cámara lenta mientras miro alrededor
Me froto las manos, espero, miro mis uñas una y otra vez, vuelvo a mirar a la chica risueña del teléfono y a la inexpresiva con el hombre de lentes.
El hombre de los anteojos finalmente se va.
La verdad no quiero pensar. La espera nunca me ha gustado, es algo desesperante, tan desesperante como la música de Amelie que suena de fondo.
Finalmente, se abre la mampara, una mujer de blanco comienza a llamar: un familiar de don Eduardo Pidal, por favor acérquese.
En ese momento, la chica risueña deja de reír, ya no habla por teléfono. Se paró de un salto para acercarse a la mujer de blanco.
A su vez la mujer de mirada penetrante, cambio su rostro a preocupación y una lágrima se le escapa por su mejilla derecha, mientras camina a hacia la mampara.
Yo misma, que no quería pensar y miraba todo aquello, me levante y acerque a la enfermera.
¿Por que sé que es enfermera y no médico?. Todo es tan confuso.
¡Yo le conozco! Fuimos amigas mientras estudiábamos en la universidad. Hoy ella debe ser enfermera.
Al parecer me ha reconocido pues dirige su mirada hacia mí. Pero no, no me ha reconocido.
Preguntó: ¿usted es Lilian? Y las tres respondimos que si.
Volvió a preguntar: ¿Lilian Sepúlveda?
Las tres respondimos: si, Sepúlveda Arias.
En ese momento me percate, llevábamos la misma ropa, un vestido verde limón, un chalequillo verde y chalitas livianas. Las tres nos miramos como de reojo levantando la ceja derecha.
La enfermera luego dijo: Por expresa voluntad del paciente solo Lilian Sepúlveda Arias puede entrar y agregó, podrá verle, pero no podrá hablarle más que a través de un vidrio.
Que más daba todo eso, por lo menos estaría cerca, es verdad, sin contacto, pero ya eran tantas las veces que me habían puesto a prueba de estos modos, que me hacía feliz la idea.
Entonces, la mujer de blanco dio la media vuelta y detrás entramos las tres.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

viernes, 13 de agosto de 2010

Oveja, Borrego o Cordero?

Estoy pegada con el tema de las ovejas y rebaños al punto de escuchar solo balidos...
Hoy me encontré con esto:
"LLamado a los escritores e intelectuales chilenos y escritores e intelectuales del mundo a apoyar con sus firmas esta carta. " .


Y posterior a eso un montón de adherentes o ad hirientes
Asi que:

(Shiiiii, silencio el resto; Ud. absténgase de opinar, es solo para IN-TE-LEC-TUA-LES... Solo ellos por ser INTELECTUALES, entienden desde un punto de vista universal y lo dicen bonito, es más, no necesitan el corrector ortográfico, tienen buena letra, ortografía y “PESAN” MAS QUE UD., es decir, SON UNOS PESADOS)

(SEGUNDO PARENTESIS: aunque también puede ser un llamado a los escritores e intelectuales a que escriban bonito acerca de algo “social” y no solo voladas post marihuana)

(TERCER PARENTESIS: “logo pegate el alcachofazo, ke no kchai ke los indios, osea los mapushes están mal y ke son tus hermanos mishmos de la mishma madre tierra. Ya puh! paren el leseo del copete en el tugurio de turno, ke sha pazo de moda el terremoto en la piojera, desde aquel perreo que se mando la madre earth, en febrero. La custion de ser social, como buen coooompañero de la cofradía de vampiros intelectuales no anónimos, pero de verdadd, post concerta(CION), eshta en el tapete… shaaaa)

Hablando de exclusión no interpretativa, tampoco YO SER oveja de ese rebaño jajajaja
Esta es mi visión no INTELECTUAL del tema mapuche (es de hace 10 años, cuando tenía tiempo y energía para comer poco, dormir poco, caminar y hacer de todo, incluido salvar el mundo.
Ecos desde Ralco



http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

domingo, 25 de julio de 2010

La decepción de los hijos, decepción como padres.



Desde el momento en que nuestros hijos nacen nos esforzamos en darles lo que creemos necesario para que les vaya bien en la vida, triunfen y que sean felices. Intentamos formar a un ser humano que sea capaz de insertarse en este mundo, inclusive esperando que les vaya aun mejor que a nosotros mismos.
Nos llenamos de expectativas y sueños acerca de lo que será nuestro retoño.
Entonces, comienza la carrera por la vida, y ya empezando por la etapa escolar nos percatamos, que a pesar de “todos los esfuerzos” nuestro vástago no es precisamente lo que esperamos. Es ahí donde comienzan los cuestionamientos, de lo que estoy haciendo bien o mal como padre o madre.
Recordamos nuestra propia historia personal, lo que hace empeorar las cosas en el caso que, en la misma etapa, hayamos sido más “capaces que ellos”.
¿Pero quién está realmente mal?
¿Debemos culparles de la decepción que nos causa no lograr lo que esperamos después de "todo lo que hicimos por ellos"?.
Nos sentimos desilusionados porque no se esforzaron ni se destacaron en sus estudios, o porque no optaron por una profesión a la altura, o porque no saben escoger buenas amistades o parejas, etcétera, etcétera.
Este es el momento, en que debemos comprometermos a dejar lamentarnos y recordar esa otra parte de la historia personal, esa, en que nuestros propios padres nos hicieron sentir que estaban defraudados de nosotros, a pesar de que intentabamos por todos los medios ser “perfectos”, pero para ellos.
A veces ni sabíamos si queríamos algo por nosotros mismos o por darles en el gusto.
Cada ser humano debe recorrer su propio camino, cuando son niños los orientamos, pero llega el momento en que deben comenzar a tomar sus propias decisiones. Es nuestro deber como padres darle sus espacios para que sean actores de su propia historia y de sus propias expectativas. Es hoy cuando tenemos que darnos cuenta que el, nuestro hijo, es el protagonista, y que con nuestras expectativas le robamos escenario.
Nuestras decepciones no hablan de ellos, hablan de nosotros mismos.
No esperemos llegar al punto en que digan: porque para mi mamá/papá nunca fue suficiente, entonces me rebelo.
Todo esto no quiere decir que no espere nada de mi hijo ni que le ayude a potenciar sus fortalezas, sino que quizás nuestro cuestionamiento esta errado.
Lo que debiésemos preguntar, ante el inconformismo, es si les dimos a nuestros hijos lo verdaderamente necesario para que alcanzaran el éxito y la felicidad.
¿Será que lo que les faltó para destacarse en sus estudios no fue esfuerzo sino confianza en sus capacidades debido a que nuestro acompañamiento en su escolaridad estuvo más centrado en señalar sus errores que sus aciertos?
¿Será que no supieron escoger sus amistades porque sienten que nos defraudaron al darse cuenta, que no son como nosotros esperamos y por ende se sienten a gusto con sus “igualmente inadecuados amigos”?
¿Será que tienen una pareja que los trata mal porque la frecuente hostilidad en nuestra relación de pareja los ha llevado a creer que maltratarse es parte del amor?
¿O será que, más que decepcionados de los hijos, estamos decepcionados de nosotros como padres?
No son nuestros hijos sino nuestras expectativas respecto a ellos las que nos defraudan. Lo grave es que nuestras decepciones los perjudican mucho, porque no dudan de lo que nosotros creemos de ellos y así, cuestionan su calidad como personas.

En fin, puede que mis padres nunca dejen de sentirse decepcionados de mí, pero es tiempo de no hacer lo mismo con mis hijos.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

sábado, 24 de julio de 2010

La mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo



He estado desaparecida y ya lo sé, decir que estamos con trabajo hasta el copete es de lo más antifoca que hay… jajajaj. Pero dejémonos de arqueología verbal y solamente acotaré que mis tiempos para realizar turismo sociológico se han visto restringidos últimamente por otras necesidades más básicas, sin embargo el propio ser es muy difícil de variar y siempre se retorna a las viejas costumbres.
Hoy pose mis ojitos entre los contactos de mis contactos en Facebook y me encontré con excelentes y patéticos ejemplos de personas que aparentan para parecer interesantes.
¿Cual es la gracia de querer aparentar?, ¿para qué colocar tanta cosa en el perfil? Quizás estamos tan faltos de herramientas personales que debemos recurrir a esto para no llegar a la angustia existencial.
Pero vamos por parte como diría Jack (el destripador)
El mercado ha variado y las personas se adaptan.

Hoy existen hombres que buscan no solo mujeres lindas, sino que, por lo menos en APARIENCIA parezcan INTELIGENTES, para poder presentarlas, pero que no sean REALMENTE INTELIGENTES, para poder manejarlas.
Hablo solo de apariencia, pues me topé con perfiles de féminas que desean simular inteligencia, con largas descripciones de quienes son, una lista de libros interminable en que inclusive creerías que son astrofísicas o concertistas en piano.
¿Como son en la realidad post frase de marketing? Pues bien, no recurriré a Cohelo para decirlo, uno de los escritores favoritos de estas féminas que indican leen y al momento de examinar sus comentarios tienen 4 faltas de ortografía por renglón (siquiera usen el corrector ortográfico). No se pide que tengan siempre frases ingeniosas, pero el cómo se expresan y lo que hacen no se condice con el perfil expuesto, es decir es pura publicidad engañosa.
Las que no asumen quienes son

Están también las que a leguas se nota que ya pasaron de los treititantos y ponen la foto más borrosa y que menos haga notar las arruguitas, con el vestido provocador que a los 17 me daba vergüenza utilizar a mi misma a pesar que tenía las cosas mejor puestas que hoy.
No se trata de asumir la edad con dignidad, es que es muy antiestético ver a señoras que se les nota lo señoras con la ropa de sus hijas. Qué bueno saber también, que aun existen las que por ellas los años pasan sin aplastarlas, ni física ni mentalmente y que viven y se visten elegantemente sacando provecho a su femineidad sin transformarse en algo que no son.
No dejaré a las con menos años fuera, pues hoy por hoy esta la nueva moda de las jovencitas, una mezcla entre sex and the city y warrior-intelectual-funk, es decir, algo que nadie entiende. Por un lado buscando la ropa de marca que les haga parecer lo más fashion posible (¿se supone que por vestirse en Zara se es más elegante?), pero con actitudes de warrior. Las famosas hombreriegas (que es lo mismo que mujeriegos pero versión femenina), creyendo que comportándose como ellos, se igualan las cosas.
Toman una actitud de intelectualoides hablando de cosas que en verdad no entienden y que leyeron en la última Cosmopolitan mezclado con los 5 minutos que soportaron “la cultura entretenida”, todo esto combinado con alcohol en algún pub simpático en que “conocen” a algún desconocido. Me las he topado y en esos momentos solo queda callar por vergüenza ajena.
Y es aquí cuando paso a otro punto tocado a medias anteriormente: el ser o parecer socialité, no sé si es bueno o malo, pero es incomodo ver esos tantos que de un día para otro se desplazan y desconocen sus valores de origen, transformándose en travestis new rich.
Si, Travestis new rich, un proceso que se ha vivido siempre, que hoy por hoy se nota más que nunca, no solo por las redes sociales, sino que además, por estar sumidos en una economía que está mucho más marcada por el consumo: vas al shopping y debes comprarte un abrigo o chaleco que no necesitas, tomarte un café en el Starbucks, ir al cine y finalmente contar las monedas en la semana, comiendo poco o nada no solo porque estés a dieta. O los otros, que ponen en su perfil las fotos de su auto y todas las minitas con las que salió en los últimos 5 años, son como el currículo de su testosterona y del poder que pueden ejercer.
Y dejaré esto hasta aquí, sin hablar mucho de los hombres, pues ellos en lo que normalmente aparentan es en su poder adquisitivo, escala social y la mujer que tienen y eso es algo aburrido, pues es un fenómeno histórico, global que no ha variado ni se ha hecho más evidente con las redes sociales, siempre ha existido.
En otra ocasión les hablaré de beautifulpeople.com la red social donde te admiten solo si eres bello (jejeje debo tratar de engañarlos para hurguetear)
Y que quede claro, no estoy en contra de lo que leen o lo que escuchan, pero no solo hay que parecer, también hay que ser y algunos parecen y son…otra cosa



Ay la imagen, la imagen es todo, el pensamiento es nada, obedece a tu perfil de facebook:

Algo de mi: vestuario preferido....en zara, nicopoly, naf naf. Despues algo en Patronato y creaciones propias.
me encanta compartir,disfrutar del deporte, amo a los animales y la vida al aire libre....!
Me encanta leer, escuchar música.
Yo soy una persona sincera que lucho por lo que quiero simpática amable razonable, divertida cariñosa tierna de una sola linia .me gusta pasarlo bien y disfrutar cada momento instante segundo de mi vida. Y bueno mi droga es a los hombres soy adicta a ellos je , y me fascina bailar por mi nunca pararía.
Libros: Metafísica, Self-help, Mi Horoscopo, Inteligencia Emocional, El Secreto, Mujeres Infieles, Pregúntale Alicia, Veronika Decides to Die.

(Perfiles obtenidos aleatoriamente de facebook, perfiles completamente públicos, de las fotos me abstuve)

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

sábado, 19 de junio de 2010

Fighter (Subtitulos Español)

Iglesia y Cacería de Brujas




Hoy era mi día, hoy me iba de Facebook.
Después de mucho tiempo de pensarlo, eliminar muchísimas aplicaciones, eliminar muchísimos “amigos”, hoy sería el día, pero algo sucedió.
Recordé, o me hicieron recodar, una de las causas por la que he permanecido en este mundillo de las redes sociales: saber del mundo, saber de cómo piensan o no piensan otros, saber que pasa, pero no por las noticias, es sentir el maloliente halito de toda esa gente vomitando información e ideas o la falta de ellas, es tener un buen round ideológico.
El round no es con otros, el round es conmigo misma, a veces planteo cosas con las cuales ni siquiera estoy del todo de acuerdo, siempre es simpático ser abogado del diablo. Por eso amo a mi pareja, el hace lo mismo, y su espejo me resulta de lo más interesante frente a las ideas.
Hoy me tope nuevamente, porque este asunto es recurrente, con muchos de los que pontifican frente a la pedofilia en la iglesia. No sería molesto, si fuesen específicos, no sé, por ejemplo decir que lata lo del cura xxxx. Lo molesto son esos tantos que acusan a toda la iglesia y más encima tienen la cara dura de decir que les tenemos que “pedir perdón”.
Es raro: la iglesia somos todos y por unos cuantos malos miembros, nos quieren echar a la hoguera a todos. Por ahí recuerdo haber leído que cuando un miembro, una mano un pie o lo que sea estaba podrido, había que extirparlo para que el resto del cuerpo no muera, algo así como un cáncer (eso se dice en la propia iglesia)
Ahora, estamos los que a pesar de todas las criticas aun nos declaramos catoLOCOS (católicos), los que siéndolo, reniegan, los que nunca lo han sido y se hacen los tontos, los que sin serlo hacen leña del árbol caído y pontifican, como si fueran mejores que el resto.
Me molesta que generalicen, dicen LA IGLESIA, como si la iglesia fuese solamente un montón de ladrillos o solo los curas, o las personas que se golpean el pecho y detrás andan haciendo leseras, la IGLESIA es mucha gente para meterlas en el mismo saco. Si dicen LOS CURAS, tampoco está bien o ¿van a meter en el mismo saco al padre Hurtado o a alguien más reciente como Benito Baranda? O peor aún, ¿meterán en el mismo saco a las familias afectadas o a los niños católicos abusados? ¿A estos se les olvida que ellos también son miembros de LA IGLESIA?, que cuando la juzgan, los juzgan a ellos también... ¿que se subentiende?, ¡Pues no es así!, yo me siento herida cuando hablan de LA IGLESIA.
La iglesia a lo largo de la historia ha pasado por muchas, recordemos que no hace mucho que recién se ha pedido perdón desde el “alto mando”, a causa de los HORRORES de la INQUISICION. ¡Imaginen, después de siglos!
Es cierto que la iglesia no es perfecta, ni lo suficientemente rápida en aplicar JUSTICIA, pero la iglesia es HUMANA, porque está compuesta por HUMANOS.
Lo importante es a quien seguimos, el gran jefe, THE BOSS, y no me refiero al Papa, sino que a Dios. Se supone que quienes pertenecemos a la iglesia, sea cual fuere su origen, estamos en la búsqueda de lo superior y de seguir en las enseñanzas y en los actos a hombres buenos: por eso se canoniza, por eso hay santos y beatos, personas dignas de seguir en su ejemplo. También y lamentablemente están los malos elementos, esos miembros que hay que extirpar antes de que dejen putrefacto al resto del cuerpo.
Tampoco podemos ser hombres precipitados y juzgar a tontas y a locas. Fue lo que muchas veces se hizo en la INQUISICION, se quemaron a varios.
La cacería de brujas recién comienza, no cometamos los mismos errores 2 veces, seamos prudentes, pero no por ello injustos y tan lentos que la justicia nunca llegue… bueno, la justicia siempre llega, por lo menos para los que creemos en que existe algo más allá de esta vida y un Dios.
Así que eso, gracias a un idiota que sigue generalizando, a pesar de que la generación de los generales degenerados no se regenera más (esa frase no es mía jejeje), yo permanezco en Facebook, para seguir topándome con ideas o la falta de ellas.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

martes, 18 de mayo de 2010

Confesión

Confieso:
Ayer ESCRIBI DESDE LA TRIPA
Hoy dejo estipulado
El mondongo finalmente tiene paz
no habrá interiores dando vueltas
el juicio los puso en su lugar
Es sorprendente como puede afectar una hernia


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

lunes, 17 de mayo de 2010

Mr. Patético, no te metas con mi amiga.



Hoy me percate de algo de lo más sucio y que además se lleva el RECORD en lo que a tipos patéticos se refiere.

Así comenzaba el artículo que Lily escribiría.
Lo borro una, dos, tres, muchísimas veces.

- Es lo único positivo de tener notebook, ya no contaminas arrugando papel.

Se jalaba los cabellos, pasaba su mano por la frente, las manos le sudaban.
Decidió entonces dejarse de sandeces, hacer frente a la realidad y salir.
Se puso su abrigo rojo con una bufanda y gorro que le combinaban.
Espero la 417 que le llevaba directamente al centro. Una vez que llegó a Nataniel Cox, no pudo bajarse, pues ahí no era paradero.
A paso firme dirigía sus pasos, se perdió en un par de ocasiones, hasta que finalmente llegó a su destino. Se quedo de pie un rato, sin atreverse a tocar el timbre.
Mientras esperaba se comenzaron a congelar sus manos, las que froto y acercó a su boca intentando calentarlas.
Estaba en eso, cuando alguien se acerco por su espalda y le susurro al oído.
- Aun sufres de manos frías.

Ella pegó un brinco y alcanzo a dar un pisotón al hombre que estaba tras de ella.

- Ho! Hola Charles… pero, que sorpresa, no esperaba encontrarte aquí.

El la miró un rato y con una voz impostada, pronunciado cada silaba y letra retardadamente le dijo – ¿te quedaras aquí?
No - le respondió Lily algo nerviosa – mmh, en verdad ya me iba.
- Pero no te vayas, vamos a tomar un café por aquí cerca.


Se quedó pensando un momento, mirando la ventana del primer piso y aceptó. Se fueron a pie hasta cerca del museo de Bellas Artes.

Mientras caminaban, galantemente él le repetía lo bella que estaba, lo mucho que la extrañaba, que aun la quería y muchas cosas más, hasta que finalmente Lily no aguanto y solo atinó a decirle:

- Patético!!!, eres un patético, looser de lo peor, enfermo de la cabeza!!!.

El se quedo perplejo

- No te hagas el idiota, ¿acaso crees que no se que estas tratando de conquistar a mi amiga?
- Oye, cálmate, no eres la última mujer sobre esta tierra, ¿porque no podría estar saliendo con alguien más? o ¿estas celosa?
- Ja! ¿Celosa?, ahhhhh! eres enervante!! y ¿porque con mi amiga? Tu mismo eras el que decía que Mary era “demasiado básica”, una tontita, si hasta te burlabas; no te hagas el inocente. ¿Tanto te dolió el "Contigo NUNCA", "ni nunca", "ni en sueños", "olvídalo", "NO", "nunca jamás!"?


Se quedo pensando.

- Sí, me dolio, pero me la paso bien con ella. ¿Pretendías ir a contarle? ¿Qué? ¿que le ibas a decir?

- Realmente no se, quizás que se cuidara de ti, que eres un loco maniaco y patético, que se jura galante a más no poder, que cree que estamos desesperadas por un hombre que nos ofrezca matrimonio casi a las 2 semanas de conocernos, pero que en el fondo es un inseguro, lleno de traumas con las mujeres, que cerca de sus 40 años tiene miedo aquedarse solo, sin amor, sin familia. Podría decirle que no te enamoras, que llegas enamorado. Que finalmente eres un pobre hombre que necesita llenarse con un supuesto amor, porque esta vacío y en verdad no tienes nada que dar, que además eres un patético, looser, alcohólico, que para llamar mi atención se mete con mi mejor amiga.


Charles le quedó mirando

- Pero tú no le dirás nada de eso, pues la única perjudicada serías tú. Pareces estar celosa.
- Mmm, sabes Charles, quizás ya no le diré nada de eso, supongo que se dará cuenta de lo esquizoide que eres, de tus arranques de ira, del maltratador pasivo que eres.
Ya me voy, seguramente no sacaré nada contándole de esto a Mary.


Charles la miró, con los mismos ojos con que la observaba al encontrarle. Se acercó, le abrazo y no alcanzo a hacer más, con un taconazo de su bota, Lily le humilló, para después alejarlo de un empujón.

- Aléjate!, que aparte tienes mal aliento y estas gordo como una morsa. No caeré en el juego sucio, mi amiga es suficientemente inteligente para darse cuenta que no eres un hombre, eres más bien la sombra de tu padre al que nunca pudiste complacer. ¿Aun tienes personalidades múltiples para hacerte el interesante por facebook?, ¿aun sigues cesante?, ¿aun te entretienes juntando mil una amigas?
Se alejará rápido de ti, a diferencia mía, no creo que le des lástima con tus historias tristes de mujeres, supuestamente malas de tu vida.


Y se fue, dejándolo completamente desarmado en medio de la calle.

Llegando a casa, comenzó a escribir algo muy distinto.
Una buena amiga, debe ser capaz de dejar que su amiga se caiga solita, debe dejarla ser adulta, pero siempre estar cerca para ayudarle a levantar…

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

sábado, 15 de mayo de 2010

Expresion Universal el Amor




Mi pareja muchas veces se ríe cuando por teléfono o por escrito nos tratamos tan ñoñamente, hablando con diminutivos, tiernamente y a veces con voces casi de niños.
Bueno, esto no es único de nosotros, ni de gente un poco "estúpida", hasta dos "cabezones" como Beauvoir y Sartre, podían ser dulces.

Cartas
Beauvoir a Sartre:

Más tarde fui a esa fiesta que acabo de describirle. Y ahora me voy a la cama, pequeño mío, me caigo de sueño. Mi amor a quien tanto quiero, hubiera querido hablar con usted de todo esto, en lugar de escribirle, temo que mis cartas suenen demasiado a reproche y yo soy incapaz de querer reprocharle nada, es tan inimaginable, tan abstracto para mí. ¡Soy tan feliz cuando pienso que voy a verle dentro de seis semanas! El arreglo que propone es perfecto, nadie sospechará nada y nos veremos con toda tranquilidad. Mi amor, necesito tanto sentirlo de nuevo junto a mí, lo amo apasionadamente, carita que me observa con aire huraño desde la pared de enfrente. Buenas noches, dulce pequeño tan tiernamente amado.

Su encantador castor.

Sartre a Beauvoir:

Mi querido Castor: sólo unas pocas letras para decirle que la quiero con todas mis fuerzas y que es usted una chiquita bondadosa. He recibido su cumplida cartita, qué tristeza estar lejos de usted, mi pequeñas flor. (...) Adiós, mi pequeño Castor, mi pequeña flor. Pienso tanto en usted, todos estos días, sólo en usted y quisiera estar a su lado.

_____________________________

A pesar de las dulces expresiones se sabe que Beauvoir, años después tendría como amante al novelista norteamericano Nelson Algren (un amor contingente), en una carta le confiesa que Sartre era un pésimo amante. Historia que está contada en el libro “A transatlantic love affair”

A Beauvoir la llamaban “Castor” por su energía y laboriosidad. Nelson la llamaría su “pequeño fetiche”, ella le dedicaría su novela "Los Manderines", donde da cuenta de sus relaciones amorosas.

A ti como te gustaría que te dijeran: gata? chanchita? perrita? o simplemente y no por ello menos, mi amor?

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

viernes, 14 de mayo de 2010

Confía en los que amor te Dan



“No espero que me digas que todo está bien, pero si sabes que no estoy conforme, por lo menos no me patees en el suelo con tu indiferencia…”
Rápidamente salió de su casa cerrando la puerta tras de sí.
La noche estaba muy fría, con niebla espesa y un olor a leña quemándose.
Miró el cielo, espero un momento, pero la puerta no volvió a abrirse. Se aprontó a caminar
-¿Puedo expresarme como cuando era más “joven” y decir persigue tus sueños?
Medea, Medea!! - se repetía a sí misma - Puedes amarlos durante años, cuidarlos alimentarlos y aun así te traicionarán. ¡Para que tener paciencia y seguir esperando!
Sus botas comenzaron a resonar en la oscuridad.
Sintió un sabor dulce metálico en la boca. Metió su mano en el bolsillo derecho, saco un pañuelo que se llevo a la nariz para limpiar un hilo de sangre que se asomaba.
Se detuvo un momento; sentada en el suelo, llevo ambas manos a la cabeza y acariciando su cabello unas lágrimas brotaron.
Volvió a frotarse con el pañuelo para seguir su camino.
Las nubes se abrieron dando paso a la luna que con su luz, dejo ver el rostro ensangrentado, sangre esparcida por el pañuelo y sus lágrimas.
Caminó por horas hasta que finalmente decidió volver.
-Se puede huir eternamente, hasta el fin del mundo, pero nunca sería lo bastante lejos.
Llegando a casa encontró sentado, durmiendo en el sillón a Alejandro.
El, despertó espantado y perplejo, pero atino a preguntar qué había sucedido y porque estaba manchada de sangre.
Se acercó y le acaricio el rostro, sus cabellos y le abrazó.
- Eres todo lo que quiero, siempre he tenido paciencia.
- Disculpa, es solo la presión, ella causa todo este alboroto.
- No seas escandalosa - la atrajo hacia sí - confía en quien te ama.
Envueltos uno con el otro, terminaron recostados, cansados y durmiendo sobre el piso.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

martes, 11 de mayo de 2010

Distancia



Ven, y el júbilo no tardará en seguirte hasta mí
Hace mucho se fue la alegría
como la lluvia y el sol
allá fuera, lejanos.

Sobre los montes el agua escurre vibrante
suave en su rutina,
la nueva vida se adelanta a la primavera.

Tu eres el sol de mi lejano florecimiento
yo soy tu lluvia

¿Que queda en el rio y el bosque?
¿Del verdor que se va con el verano?
¿De los pastos que sucumben sin el agua?
Sin el uno o el otro la vida no puede ser
¿que hay en mi corazón cuando no estás?

Pero
¿Acaso puedes detener la lluvia con las manos?
apagas mi renovada luz interior,
energía que llena aquel espacio vacío,
estando distante.

Allí, hoy tiemblo y muero
El espíritu alegre desaparece en las sombras del invierno
y en la gélida noche sólo hay estruendo de relámpagos


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Ayuda!



Tania:
No sabía como comenzar esta carta, no sabía si poner querida, porque aun te quiero, o si poner mi niña, porque aun lo eres.
He tratado de apoyarte durante todo este tiempo, pero es necesario que yo también me cuide, me cuide de ti.
Cada tanto sufres de problemas que terminan reventando todos en mi. Me tratas injustamente y todos los esfuerzos que hago por tratar de que estemos bien, para ti son invisibles, no los ves, no los consideras, ni son suficientes.
Te quejas todo el tiempo, y ya siento que soy la piedra de tope en tu vida, que no soy suficiente para ti.
Te seguiré acompañando en este tiempo para que estés bien, porque aspiro que no te pase algo malo, porque de verdad te quiero, pero también decidí, que ya no más.
Quiero estar tranquilo, se que me conoces y espero que lo entiendas, yo también debo cuidarme.
Daniel



Era muy temprano aun para entrar a la oficina y aunque tuviese llaves, no le apetecía llegar temprano a tomar un café antes de comenzar el ajetreo diario.
No estaba bien, su bronquitis se había transformado en neumonía y el día antes estaba con fiebre. Pero era porfiada, su trabajo es por metas y el horario de trabajo poco importaba.
Abrió los candados para levantar la cortina. Al momento de elevarse por encima de ella, escucho un pitido en su oído izquierdo y un mareo que no le permitió sostenerse en pie.
Alcanzó a sujetarse del muro, respiro profundo y con dificultad.
El médico no le dio licencia el día previo, ella siempre ha parecido más fuerte de lo que realmente es.
Alcanzó a apagar la alarma y se sentó, entonces, decidió volver a la cama.
Ya camino a casa, estaba por completo arrepentida, sería un día de enfermedad y fiebre, un día de caldos de cabeza, de poder tomar en cuenta todo lo que le pasa alrededor, de lo agobiante de la vida que evade a diario con su trabajo.
Caminaba despacio, como una mujer vieja, lentamente el peso de las responsabilidades eran más molestos y el murmullo de todos los seres de los que depende y que dependen de ella, se acumulaban en un fuerte pitido que apenas le dejaba escuchar sus pensamientos.
Un dolorcito en la boca del estomago y un frió demuerte le recorría la espalda pensando en la única persona que en este tiempo le había apoyado, sabía que había sido injusta y ciega, pero irremediablemente como un sino, ya había hecho lo de siempre, arrasar con todos a su alrededor cuando el peso es demasiado.
Ella no sabe pedir, no sabe pedir ayuda ni es capaz de aceptar que ciertos pesos son demasiados, ni siquiera es capaz de darse cuenta que debía quedarse en casa.
Como nunca necesitaba un poco de cariño y el teléfono es muy frío, inútil e impersonal para eso. Un “es lo que hay”, en ocasiones como esa, resultaban insultantes.
Quería gritar, llorar y patalear, pero eso es “demasiado inmaduro” para una mujer como ella. Llegando a casa trataría de llamarlo, pediría ayuda a Daniel, se dejaría querer y amaría.
Las distancias matan y un amor que no se expresa, es un amor ahogado y tullido que se transforma en monstruo.
En la entrada de su casa y deslizada bajo la puerta, había una carta dirigida a Tania.
Sonrió, la sombra que le opacaba se despejo y después de mucho se le ilumino el rostro.
Se dispuso a leer la carta mientras pensaba: ¿Será que finalmente el había adivinado lo que necesitaba?, ¿había descubierto que no era tan fuerte como aparentaba? finalmente sentía que no estaba tan sola.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

lunes, 10 de mayo de 2010

En Perfecto Ingles



Al hacerme mamá, acepté un trabajo en que no tengo vacaciones, no me pagan horas extras, tampoco me pagan un sueldo, en que nunca me pensionaré, en que no existen las licencias ni siquiera por estrés, en que al final, nunca sabes si realmente te lo agradecerán, pero nada de eso importa, por que el corazón se hace tan grande en los 9 meses de espera (para las suertudas), que cualquier egoísmo previo, se va al tacho de la basura.
No por ello se nos olvida ser mujeres.
Hoy en día hay mujeres, no solo hombres, que optan por no ser madres, pues su elección es dedicar su vida a apasionarse en su trabajo y vivir, vivir para si mismas.
Ayer hablaba con mi hermana soltera y recordaba como era yo misma antes de ser mamá:
Solo quería ser una gran profesional, viajar, pasarlo bien y no hacerme cargo de nadie.
Ayer pensaba: era una buena opción; también pensaba en si existía el arrepentimiento después de ser mamá y es que, la transformación cuando te haces madre es total.
No todas la sufren, ni todas las mariposas son iguales, no todas las madres tienen las mejores habilidades (parentales como dice mi hermana), pero le ponemos corazón.
Me sonreía para mi misma, mientras mi hermana con su cara iluminada me decía, esta es mi opción y no quiero que mi mamá ni nadie me quiera hacer cambiar de opinión, tener un hijo no me permitiría viajar ni salir en cualquier momento como anoche que estuve hasta las 5 de la mañana.
Nunca supe porque empezó a hablarme del tema, pues yo no soy del grupúsculo que la presiona a ser mamá, es más, creo que ayer más que nunca andaba silenciosa, por otras razones meditativa, pero silenciosa.
No quiero creer que en el fondo se trata de justificar consigo misma, al vernos a mi hijo y yo jugando como cabros chicos, haciéndome cargo de la situación y a veces al enano haciéndose el agrandado, queriendo cuidarme si me ve algo triste. No, no quiero creer eso, me gustaría pensar que ella en su opción es feliz y no es solo síndrome de Peter Pan o demasiado egoísmo como para “hacerse cargo” de otros.
Ayer estaba silenciosa, creo que por ello solo la escuche y obvie decirle que un hijo, no solo es HACERSE CARGO, de alguien, es heredar lo mejor de ti mismo en otro ser humano, es también quizás, otra forma de egoísmo.
Pude irme “en la profunda”, hablando como mi mamá del sacrificio que es ser mamá, pero no, para mi no es sacrificio, es una vocación que nace mientras los esperas.
También pude hablarle del dolor de perder un hijo, que es mejor no arriesgarse al dolor, pero amar también es arriesgarse.
A esas alturas ya no sabía nada, excepto que mientras mi hermana me hablaba de sus planes, yo pensaba en que esa noche arroparía a gordito, que también me acostaría tarde, pero revisando sus cosas para el día siguiente. Que en la mañana le despertaría con un beso y apretón, porque en casa me esperaba una tarjetita que el había cuidado con celo, que juraba que yo no la había visto, y que pondría cara de sorpresa pues estaba escrita en perfecto ingles: “Happy Mother's Day”

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

sábado, 1 de mayo de 2010

Reunión de Apoderados



Últimamente ya casi no escribo.
Las labores de trabajadora y madre me tienen absorta por completo, al punto de olvidar a las otras mujeres de mi interior.
Antes pasaba una buena cantidad de horas leyendo, principalmente a personas que escriben en la red, dejando comentarios, que aunque a algunos les resultaban “insultantes” e ”injustos”, era regalar mi tiempo diciéndoles lo que consideraba respecto a sus manuscritos a escritorcillos que creen que lo que hacen es lo máximo.
Últimamente he perdido inclusive el gustillo del hacer caer en cuenta aquellos, de lo malo que prolifera en la red y de lo amargo que les resulta ser criticados y el rencor que te guardan.
En muchas ocasiones me enfrasque en diálogos de sordos, pues para el que es criticado, siempre es difícil, para mi es difícil, supongo que para el resto también lo es; después de todo la opinión acerca de uno mismo, no es ni por lejos la del resto de la humanidad.
Tampoco me he topado con la cofradía, ni tan simplemente como parte del público al cual exponen su alma y a veces, ni siquiera da para aquello del alma; menos me he topado con las falacias en que se minimiza a quien hace la observación y no directamente la observación.
A pesar de ello la neurona sigue funcionando, más aun hoy, en que debo relacionarme con otras madres y padres de distintos ámbitos, así como con el GREMIO de los profesores, expertos en evaluar, pero reticentes a ser evaluados.
A mi hijo le envían muchas tareas para la casa, siempre he creído que esa es la forma a través de la cual finalmente, ellos, los profes, traspasan su trabajo a los apoderados. Además, ¿para qué tienen jornada completa si llegan a casa a hacer más?
Preferiría que en vez de más matemática les hicieran teatro o talleres literarios, que se yo, no seguir con lo mismo que no terminan y que además envían para la casa.
Y eso se ve perfectamente reflejado en mi hijo.
En clases no hace nada, literalmente nada, ni siquiera escribe, menos aun anota sus tareas.
Yo no se que ha pasado de un tiempo a esta parte, pero, en la época que yo estudiaba, los profesores se paseaban por el aula y si había alguno que no tenía nada anotado, le enviaban la nota al apoderado. En el caso de mi hijo, el es tan imperceptible, que ni siquiera da para eso.
Como método he implementado un sistema casi militar de revisión diaria de cuadernos.
Primero, las fechas, si no hay nada en una fecha x se le pregunta ¿Qué hicieron entonces?, posterior a aquello vienen las respuestas más variadas que puedan imaginar, desde que el profesor no deja escribir (es cierto!!!! Por lo menos en uno de sus ramos), o que le pasaron una guía, la cual obviamente está completamente desaparecida bajo la cama.
Un día entre revisiones varias me había dado la medianoche, entonces decidí tomar la iniciativa. Le escribí una nota a la profesora, no concertando una cita, pero si dando el pie como para que ella lo hiciera.
La reunión comenzó un poco tensa, pues el cutis se le había dañado algo con la frase: para mi hijo su clase no existe.
En verdad es una frase potente y me felicito por ello, pues si la profe no se indignaba, no me citaba y las cosas seguían como siempre.
Usando mis mejores dotes comerciales, le indique que no estaba criticando su trabajo, que estaba exponiendo un hecho, que las causas de ese hecho eran desconocidas para mi y quería averiguar que sucedía.
Para poder criticar sus clases tenía que haber estado en una de ellas, aunque los resultados saltan a la vista.
Ya estoy cansada de profesores y colegios que acusan al material con el que trabajan para indicar los malos resultados, el material del cual les hablo son nuestros hijos y por lo que se, últimamente y desde hace años ellos se esmeran en demasía en “filtrar” dicho material, más que amoldar dicho material.
Eso me recuerda siempre lo que alguna vez un profesor de edafología nos dijo, si siempre trabajásemos con terrenos filete, ¿para que estudiar agronomía?, es en un mal terreno donde se demuestra el profesional.
Que me queda por decir, gran parte de la reunión a pesar de mis intentos de traer al terreno correspondiente, la conversación verso acerca del curso complicado al cual había llegado, que eran muchos alumnos, que en realidad el tema ha mejorado, etc. etc. etc.
Sin embargo, aun estoy aquí, con mi hijo al lado, completamente distraído y sin ganas de estudiar “lenguaje y comunicación”. Definitivamente, toda la motivación en la lectura por la cual me he esmerado desde que nació en inculcar le ayuda, pero no es suficiente.
En mi caso personal, aun recuerdo a una profesora, creo que fue ella la que puso en mi esa semillita lectora, de autogestión y auto superación, que me hizo entender que la competencia era con uno mismo: gracias Silvia Montenegro, me encantaría que hoy existan profesores como tu y que mi hijo se tope con uno, después de todo, nuestros niños pasan más tiempo en el colegio que con sus padres.


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

martes, 13 de abril de 2010

Terremoto del Alma Parte 1 y 2

Primera parte de Charla "Terremoto del Alma".


PARTE 2


Video de Visita de Pilar Sordo a San Vicente de Tagua Tagua, en Colegio El Salvador.
Gentileza de Colegio El Salvador

Temas
La Incapacidad de reirnos Chile paìs deprimido y deprimente?
Como nos vemos y como nos ven a los chilenos.
El culto al "Mal genio" (en terminos rascas al "cara de poto")
Que es mejor ¿el tira pa' arriba o eltira pa' bajo?
La Risa abunda en la boca de los tontos? o de los INTELIGENTES?.
Eso bueno que vives va a durar poco.
Chilenos, expertos en anticipar calamidades.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/ Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Terremoto del Alma Parte 3,4 y 5

PARTE 3


Tercera, cuarta y quinta parte de la Charla de Pilar Sordo en San Vicente de Tagua Tagua "Terremoto del Alma".
Protagonista de tu vida o victima de tu vida?
Con que actitud se enfrenta la vida?
Entender que es un Terremoto del Alma
Espero no ser parte del tercio que NADA APRENDIO.



PARTE 4


PARTE 5 (FINAL)


GENTILEZA DE COLEGIO EL SALVADOR, SAN VICENTE DE TAGUA TAGUA, CHILE


http://dafne-en-viaje.blogspot.com/
Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Las Come Adobes


¡Rom, rom, rom!, se escuchaba el sonido, ensordecedor.
¡Rom, rom, rom! y venía un mordisco. ¡Rom, rom, rom! y un trozo menos de la casa del abuelo.
¡Rom, rom, rom!, las máquinas devoraban todo a su paso.
Todo comenzó una madrugada del día en que iría de viaje a Santiago, a casa de mi papá. Mi mamá me despertó muy asustada, no para levantarme, diciendo una palabra que no conocía: Terremoto.
Esa noche todo fue caos y oscuridad, dormimos en el patio, usamos la carpa que, para este año, había quedado guardada, pues el verano lo habíamos pasado en un departamento de Viña.
Al día siguiente, mi mamá salió a recorrer conmigo el pueblo. Esa sensación que tuve por la noche, mientras nos sujetábamos a las paredes para no caer, se repetía con cada casa maltrecha que encontrábamos en el camino.
Hoy visitábamos a don Mario que es un viejo amigo de la familia, un caballero muy amable de Larmahue, cuya casa quedo ladeada, como la Torre de Pisa.
Hoy nuevamente esta todo oscuro, como esa noche, esta vez por el polvo que dejaban las maquinas devora adobes.
En esta ocasión el dolorcito en el estomago ya no estaba, sabíamos que esas “come adobes”, no eran mostruos, dejarían libre el camino para reconstruir, pues la torre de Pisa, solo es linda vista de paseo por Italia.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/
Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

sábado, 30 de enero de 2010

domingo, 10 de enero de 2010

Estropajo



Metió la llave en la cerradura como pudo y entro hecho un estropajo. Sus ojos delataban cansancio y algo de carencia afectiva.
Se desplomó sobre el colchón y desde entonces hasta la mañana no paró de roncar.
Al medio día, tomó un escueto desayuno de tostadas y café, para salir rápidamente al paradero y tomar el colectivo que le llevaría a un nuevo trabajo.
El es un amargado, su vida no le gustaba y por ello se dedicó a mirarla desde la vereda del frente, transformándose en fotógrafo de eventos.
Asistía a diario a cada una de las actividades artísticas y culturales que debía cubrir.
Siempre se creyó artista y erudito en todos los ámbitos referidos a las artes. En una época se dedico a escribir, y aunque no era excelente, por lo menos le ponía vísceras. Un día se percató que de eso, no viviría, tampoco se haría famoso y finalmente lo dejó.
También intentó pintar, inclusive ingresó a una escuela de bellas artes.
En una ocasión hizo lo que consideró su “obra maestra”, después de aquello “supo” que había llegado al punto culmine de su propia creación pictórica, por tanto también lo dejó; eso a la edad de 24 años.
Proveniente de una familia de clase media alta, su madre se creía algo semejante a Mery Rose MC Gill, por lo que su carácter arribista tenía de donde salir.
Al cumplir los 25 años, lo mejor que le pudo pasar, fue que le regalasen una cámara fotográfica profesional. Lo que comenzó siendo parte de una actividad entretenida, terminó siendo aquello a lo que se dedicaría por muchos años.
Su vida irreal, oscilaba entre las noches llenas de cultura bohemia y su realidad llegando a casa de sus padres, con quienes aún vivía.
Aunque entre sus amistades se jactaba que esto de ser fotógrafo de eventos le había permitido conocer muchas minitas y ganar variados concursos en que el estado lo financiaba, estos dineros solo le alcanzaban para tener más y mejor equipo fotográfico, pero, aun dependía de sus padres para lo básico: comida, ropa y techo.
Su vida emocional, era tan fluctuante como su vida laboral. Conocía en el ambiente a muchas divas, encamándose con más de alguna de ellas, llegando inclusive a ilusionarse con que una que le tomara medianamente en serio, pero nunca fue así.
Normalmente las bellas le consideraban un pobre diablo y terminaban quedándose con alguno de billetera más abultada o que fuese más glamoroso, famoso o bello que ellas.
Estar con el fotógrafo les servía para tener buenos books.
Finalmente su vida no era lo que el había hecho de ella, sino que algo extraño, que miraba con los filtros que colocaba en su lente; un sueño que se vivía solo a través de su cámara.
Hasta ahora su relación más larga erótico-sexual y algo fálica, era con su lente: Con ella captaba el día a día y las obras de otros, dejando de lado el hacer las propias, se había transformado en cronista de historias ajenas, mientras que los años le pasaban por encima
Contando los 30 años, ese año nuevo reflexionó respecto a su vida, del estar rodeado de gente, de su familia, de estar en medio de todos y al mismo tiempo en medio de la nada. Estar envuelto en el jet set a través de su lente, pero viviendo un mundo normal, en que contaba las chauchas para el próximo carrete.

Esa noche apareció ella, la diva más diva que hubiese conocido, la diva que lo miró, hechizó y tendió su mano. El perro callejero quedo en estado catatónico.

Pasaron un verano maravilloso, en que decidió irse de casa de mami y papi. Llegó a un sucucho apenas respirable, pero la pensión era un palacio sabiendo que ella podía llegar ahí.
Su bella vivía en plena ciudad, era una modelo que recién comenzaba a surgir, la momo de moda, mientras que el vivía en las afueras, por lo que solo en ocasiones se veían.
Su trabajo revivió en la semana, mientras que el amor se desnudaba para quedar en la cama los fines de semana y a veces uno que otro feriado.
Cuando viajaba ya no se acordaba del pijama, porque ya no era necesario, solo a veces, para darle un velo de misterio a lo que ya conocían. Estaba enamorado.

Una vez le dijo a ella: Hoy tengo un alma que no tenía, desde que estas tu. Sin embargo estas aquí, en completo silencio, uno que no queremos llenar.
Para ti, quizás llevo demasiado tiempo en sombras, pero, este es un lugar cómodo y no necesito que me salven, ya estoy a salvo.
Después de ese día ella desapareció y el volvió a su frenética vida casi sin dormir, en que los demonios de otros quedaban en evidencia a través de su objetivo. Nunca fue capaz de buscarla, supuso que como otras ya se habría aburrido de él.

Regresó a sus excesos de encuentros con una que otra chiquilla que quería ser famosa, saltando de una cama a otra, siendo la envidia de sus conocidos y simulando un glamur que no era tal.

En uno de los tantos eventos que cubría volvió a verla; el lugar se quedo en pausa, seguido de un viento extraño, ella tan hermosa como la recordaba, pálida y bella.
El en un principio, pensó en tirarle toda la basura que tenía acumulada en su corazón, pero no fue capaz, solo le dijo: cuando vine aquí y no te vi, entré en pánico.
Se fueron aparte, terminaron como hace un año atrás en la cama.
A la mañana siguiente ella permanecía entre las sábanas, quieta, casi sin respirar.
El comenzó a hablarle de proyectos, de un futuro, de una vida.
Ella solo le sonrió.
Cuando te fuiste creí que estaba en el wáter de Dios y solo esperaba que el tirase la cadena.
Entonces ella habló: estoy enferma, gravemente enferma y tú también. Como no me buscaste, yo te busque del mejor modo en que podía, asistiendo a algún evento. Solo vine a avisarte, para que te examines, pero estoy segura que tú me lo pegaste, porque, antes de ti, no hubo nadie. Lo sé desde hace 3 meses.
El se quedó helado, nuevamente la imagen se le iba a negro y de fondo escuchaba como si la cadena de un wáter acabasen de tirarla.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/
Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.

Gata Noctambula.



Rodeada de gatos, arañándole, lengüeteando, levantando sus lomos y colas a su paso, por entre sus piernas, la gata noctambula avanzaba lento; ya habían pasado los años en que la señorita Alfonsina, caminaba veloz.
Los gatos siempre fueron su pasión, los amaba y poco a poco fueron llenando su departamento y una vida de abandonos.

No hace mucho era una mujer llena de actividades y activista en muchos frentes. Le gustaba participar de gremios, movimientos sociales y culturales de su comunidad, siendo considerada una persona con conciencia social.
Muchos de sus años los desarrollo en actividades docentes, trabajo mucho con niños y adolescentes, aunque había estudiado una larga licenciatura en ciencias, supuestamente para trabajar en laboratorios y algún día ganarse el premio Nobel; pero esos sueños, como otros, quedaron atrás con el pasar los años.

Sin ser una mujer vieja, el tiempo delataba su maltrato en cuerpo y rostro.
Alfonsina de joven, fue una mujer si no hermosa muy vital, quien, además, alguna vez tuvo la oportunidad de casarse, pero se arrepintió. Muy a tiempo, como ella muchas veces lo repitió entre sus amigos: “antes que casarse la muerte”.
Para ella el matrimonio era una institución sin pies ni cabeza y los hijos, una responsabilidad de la cual no se haría cargo. Ella no sería madre ni figura autoritaria, sería amiga de los más jóvenes.
Fue así que llegó a ser profesora, siempre diligente en pro del desarrollo de la educación. Su mayor vínculo con la vida, siempre fueron sus alumnos, a los que trataba como amigos.

De este modo el contacto con los moceríos, se fue haciendo casi una adicción, una necesidad vital. La joven Alfonsina se la pasó entre actividades diversas, alimentándose de la savia nueva, cultivando además de la educación, las artes visuales: fotografía, pintura y pintores.
Era muy asidua a los bares universitarios, sin ella serlo, y sin estar ligada directamente en el mundo de las artes como creadora, gustaba mucho de aquel mundillo, se alimentaba del medio bohemio de los que se autodenominaban “artistas”. Se juntaba con literatos, actores y artistas plásticos con los cuales debatía ideas, mientras ellos creaban.

La vida se la llenaba con las historias y actividades de lo que otros hacían, es por ello que en forma natural fue derivando a su gusto por el mucho del chat, donde se tranzaba en largos diálogos, acerca de diversos temas. Era una noctambula que deambulaba de aquí para allá constantemente, encontrando y buscando pequeños diamantes en bruto a través de la Web.
Uno de esos diamantes quedó atrapado por ella, por el buen humor que mostraba, su locuacidad y brillantez en cada frase emitida. Se entretenían hasta altas horas de la madrugada el uno con el otro.
Esto era mejor que un matrimonio, se decían.
Nunca se preguntaron cuál era su estado civil, ni sus actividades en específico, tampoco de sus familias o sus vidas. Todas sus conversaciones versaban acerca de temas “elevados”, como ellos mismo suponían. A lo más, alguna que otra vez con unas copitas demás tuvieron cibersexo.

Cada uno mantenía su vida normal en el anonimato y por las noches aparecían, para esa otra vida, esa que nadie podría comprender, llena de conceptos intercambiados como completos desconocidos, donde nunca, siquiera hubo la necesidad de curiosear quien era el otro. Ambos lo sabían, el día que comenzaran a hablar acerca de sus vidas, esto se acababa.

Todas las noches, por años, el nunca le falló hasta hoy. Ya habían pasado 5 días desde que dejó de encontrarse con Il. Dante, había desaparecido por completo del chat.
Hoy, sentía el peso de su soledad, como una molestia que le hacían caminar lento y moverse apenas para alimentar a sus compañeros felinos.
Hoy, encendía nuevamente su PC, como cada día a la misma hora y por primera vez la espera al arrancar Windows se le hizo eterna.
Sus gatos, única y fiel compañía, maullaban sin descanso.
Una vez ingresada al chat, espero, espero, por cerca de 1 hora, hasta que el apareció.
Il. Dante: hola
Mininoska: finalmente apareces
ke te paso?
Il. Dante: estuve enfermo y …
El resto supongo que no quieres saberlo. Ya estoy aki.
Mininoska: si, kiero saber
Il Dante: no hay para que, ya estoy aki.
Mininoska: me preocupaste, mucho.
Il Dante: ah, si?
Ke tanto?
Mininoska: hoy no puedo hablar
Il Dante: y mañana?
Mininoska: no, mañana tampoco, mañana ni nunca más. Adiós.
Il Dante: pero ke paso?
Mininoska: yo no soy solo alguien con kien te entretienes cuando estas aburrido sin tener ke hacer.
Debiste avisar.
Il Dante: pero amor, yo…


Y la conexión se acabo.
Il. Dante, o más bien Rafael, buscó la forma de contactarle, después de todo y de tantos años, no es que no hubiese tenido interés en saber quién era esa mujer.
Lo sabía perfectamente, tenía su número de teléfono y hasta la dirección de donde vivía, pero siempre respeto la decisión de Alfonsina de no verse. Además, él tenía una familia, una vida, muy distinta a la que ella hubiese querido. El tenía lo que Mininoska diría, una vida muy “común”.

A pesar de aquello, la busco, no porque la amase o algo similar, si no por los años de comunicación fluida de ambos, casi por respeto, casi por amistad.
La verdad es que hacía tiempo ya no quería ni necesitaba tanto el contacto con Mininoska, la verdad es que él no había estado enfermo y en el último tiempo la comunicación ya no era como la de antes.
Muchas veces se conectaba y alcanzaba a tranzar solo un par de palabras con Mininoska a la cual ya encontraba aburrida, engreída y hasta amargada. Luego de ello se iba a dormir y conversar con su mujer, a quien había aprendido a apreciar y reencontrar después de muchos años de convivencia.

Pero Mininoska, Alfonsina, merecían algo más que una conversación a medio terminar, así que llegó al fin de semana siguiente a golpear su puerta.
Sabía que posiblemente no sería bien recibido, pero hizo de tripas corazón y se encamino a su casa, vivía en un departamentito en Nataniel Cox.
Al llegar al tercer piso de un edificio antiguo y bastante mal cuidado, casi se arrepentía de golpear a su puerta. Fue allí, frente a su departamento que se detuvo un momento. Entretanto, una gata se metía por entre sus piernas, acariciándose sola y levantando su cola para después maullar.

Se dijo a sí mismo – debe ser uno de sus gatos.
Así que tocó el timbre, insistentemente, una y otra vez. Pero nadie salía.
El sabía que debía estar dentro, pues desde que dejó la docencia a causa de un accidente, no salía de su departamento.
De eso hacía ya 3 años, los mismos de comunicación con Rafael, los mismos desde aquella pasada fatal por el Tránsfugas, El BarAbajo, El Ciclope, The Clon, pasando por Santo Barrio y Bajon, llegando finalmente a aquel confuso incidente, cuando salía ebria del barrio Brasil.

Rafael comenzó a inquietarse, llamó a los vecinos, que apenas le conocían, pues se había transformado en una huraña desconfiada.
Sin ser una vieja, los años le habían llegado de sopetón y después del accidente eso empeoró a causa de los dolores físicos que le aquejaban, así como las marcas en sus antes hermosas piernas

Finalmente llamaron a carabineros y fue bomberos quien abrió la puerta. De inmediato el hedor llenó el pasillo del edificio.

A sus funerales, no fue nadie más que el. Todos aquellos que fueron sus amigos ya no estaban y de sus amigo-alumnos ya no quedaba memoria.

Ella tenía razón cuando le decía, se nace y se muere sola, sin embargo, el suicidio no era algo que estuviese dentro del registro de conversaciones que tuvieron todo ese tiempo, menos aun el que sus propios gatos se la festinaran.

http://dafne-en-viaje.blogspot.com/
Creative Commons License
Esta obra es publicada bajo una licencia Creative Commons.