miércoles, 12 de marzo de 2008

¿Es Acoso o no es Acoso?, Esa es la Cuestion

Estamos acostumbrados, en una sociedad machista a que, si se habla de acoso, de inmediato se piense en una mujer asediada por un hombre, pero ¿que pasa cuando es al revés?
¿Ellos se dan cuenta?
Me contaron una historia que me pareció de lo más sabrosa.
El es un joven profesional, recién ingresando a un equipo de trabajo. El es un chico bastante cándido, que se avoca a sus tareas y se concentra del todo en hacer las cosas bien
Al comienzo todo el mundo se presenta, todos se tratan amablemente.
Una de sus nuevas colegas resultó más llamativa, se comporto más simpática, mostró más sus dientes y fue más receptiva. Cuando conversaba y miraba a mi amigo, se tocaba mucho el pelo, le sonreía, pestañeaba más de lo que lo hacia con otros. Luego el me aclaro, es una mujer coqueta.
A ellos les tocará trabajar muy cercanamente.
Mientras conversaban cosas de colegas, en medio de una plática que versaba el tema de los afectos, le hizo un ejemplo de cómo reaccionaba la gente que tenía problemas con las relaciones humanas.
Le decía: la gente con problemas psicológicos de relación, al momento en que los tocan se apartan.
Cuando escuchaba lo que mi amigo me contaba, ya me olía a que la colega estaba preparando el terreno, a manipulación.
Luego ella, no solo le toco, le tomo la mano y el se dejo, según me dijo, para que no pensaran que podía tener problemas en las relaciones con otros.
Ella no esta receptiva pues esta casada, me dijo.
Entonces me pregunte, y si fuese al revés, si hubiese sido un hombre que se comportase así con una mujer.
¿Acaso no es coqueteo descarado? y más aun, ¿no se le tipificaría como acoso por el hecho de tocar sin consentimiento?
¿Que hace la diferencia entre hombres y mujeres?
Y solo se me viene a la cabeza una respuesta.
Por que hay consentimiento, para un hombre el que una mujer se manifieste de ese modo, es símbolo de atracción y por supuesto que hay beneplácito. Por ello no es acoso, sino que, simple coqueteo entre colegas.
Y para que sepan:
Acoso es cuando un hombre o mujer, realiza en forma indebida, por cualquier medio, requerimientos de carácter sexual, no consentidos por la persona requerida y que amenacen o perjudiquen su situación laboral o sus oportunidades en el empleo.
En la ley de empleo de Estados Unidos, está definido como cualquier interés o comportamiento sexual inoportuno en el trabajo, teniendo el efecto de hacer el lugar de trabajo intimidatorio u hostil.
La definición de acoso sexual puede abarcar un amplio abanico, dependiendo de la opinión de cada individuo respecto a lo que entiende que pueda ser al acoso, llevando a confusiones.
El término acuñado en la Universidad de Cornell, en 1974, dice: El acoso considerado como típico, es el tacto indeseado entre compañeros de trabajos, pero además engloba los comentarios lascivos, discusiones sobre superioridad de sexo, las bromas sexuales, los favores sexuales para conseguir otros status laborales, etc...
A veces para permanecer tranquilo y sin problemas en el trabajo, se aguanta coqueteos o toqueteos que resultan incómodos para quien los recibe, en ese caso, solo se puede hacer un rayado de cancha y si se insiste en el asunto, ya es acoso.
Para una mujer, el que una persona que recién nos viene conociendo nos tome la mano haciendonos sentir incomodas, eso ya puede parecer acoso, mientras que, para un hombre el mismo hecho es más normal y puede ser considerado como parte de una relación laboral afectuosa y cercana.
En otras palabras el acoso, es acoso, dependiendo del receptor.
Según yo, la situación de mi amigo, si es acoso desde el momento en que afecta su estadía laboral. Claro, pues antes hubo una advertencia que preparó el terreno. Indicar que si quitas tu mano eres una persona con probables problemas psicológicos, es una señal potente para una alguien que trabaja, justamente en un ámbito en que la estabilidad emocional, es importante, pues lo obliga a hacer lo que el otro desea, por "parecer" estable.

Anexo.
Definiciones de EEOC (Equal Employment Opportunity Commission)

En 1980 la Comisión de igualdad de oportunidad en el empleo produjo un conjunto de guías o reglas para definir y sancionar título VII (en 1984 fue ampliado para incluir instituciones educacionales). El EEOC define el acoso sexual como:
Insinuaciones sexuales indeseadas, solicitudes de favores sexuales, u otra conducta física o verbal de naturaleza sexual cuando:
1. su cumplimiento se hace de manera explícita o implícita en términos o como condición para obtener el empleo.
2. su cumplimiento o la negación de su cumplimiento por un individuo es la base para tomar decisiones que afecten el empleo de dicho individuo, o
3. tales conductas tienen el propósito o efecto de interferir sin razón, en la eficiencia del trabajo de un individuo; o creando un ambiente de trabajo intimidatorio, hostil y ofensivo.
Los puntos 1. y 2. son llamados "quid pro quo" (del Latin "esto por eso" o "algo por algo"). Esencialmente son "sobornos sexuales" o promesas de beneficios y coerción sexual.
El tipo 3. es conocido como "ambiente hostil de trabajo", es de lejos la forma más común. Es menos explícita y más subjetiva.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

No estoy de acuerdo con la situación presentada en cuanto, no me parece cusal de acoso como queda estipulado en los textos que se citan. Sospecho una exageración o bien un ejercicio de simpatía literaria, en cualqueir caso, muuuuy interesante.

Saludos!!!

=)

Dafne dijo...

Claro que no es acoso, pues cuando hay consentimiento es coqueteo mutuo.
=)