miércoles, 2 de julio de 2008

Te Espero



Esperaré a que vengas
sacando fotos al camino,
o tal vez,
comiendo cerezas
en el huerto mío-nuestro.

Pienso en ti
por eso envolví mi corazón
en los recuerdos

Nuestros cuerpos
entrelazados
en un pañuelo de seda.

En tus palabras.
susurras
besas
esta escoba vieja

Y dices abandonar
tus andanzas
en los cielos negros
de las cloacas cibernéticas

Esperaré a que vengas,
ya nada será igual.
En nuestro puente
yo estaré
comiendo cerezas

Si quieres venir
estaré.
Si quieres venir,
Te encontraré.

Mientras,
estarás sentado lejos
cual gran pintor
ese que las hacia temblar,
a todas

Pero,
ya no soy la de antes
en soledad,
encogida,
adolorida.

Ahora soy ella,
esa que sabe
que el poder de tus manos
comienza en tu mirada

Ahora soy ella
y te espero.
Espero tu mirada
esa tuya-nuestra
besándome ahora.


Soy ella,
Bésame hoy
tócame en palabras
no dejes nunca mas
tus líneas calladas

4 comentarios:

Gabriel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriel dijo...

Hacerlas temblar a todas, me parece exagerado =P

De hecho, más que temblar creo que sacaban cuentas y algunas hasta calculaban en sus pizarras de sopor...

Te quiero a tí mi polola.
Es sencillo y por lo mismo, amable, querible, eso de anhelar los pequeños detalles y hasta las imperfecciones, porque nos dan luces de la maravilla que en verdad ocultan...

Tuyo
Gabriel.

Gabriel dijo...

Eliminé el comentario anterior porque tenía una leve falta de sintáxis, =P

Anónimo dijo...

No se sí eres la dafne que conocí un día, hace años...con la que hablaba cada noche durante horas...si lo eres, me alegra saber que estas bien, si por el contrario no eres tu, te pido disculpas...en todo caso, un sentido abrazo.
Aitor