martes, 22 de julio de 2008

Los Tr3s

Para mi gusto Los Tres (o Los Tr3s) es uno de los grupos más sobresalientes de la historia del rock chileno.

Los tres nacieron siendo justamente tres: Álvaro Henríquez (segunda guitarra y voz), Roberto Lindl ("Titae") (bajo, contrabajo y acordeón) y Francisco Molina (batería y percusión).
Hacia el año 1982 usaban el nombre "Dick Stones", tocando temas de Chuck Berry, Gene Vincent y Elvis Presley.

Una vez venidos a Santiago en 1985 cambiaron su nombre a Los Tres. Solo en 1988 se une Ángel Parra (primera guitarra, lapsteel y coros), pero mantienen su nombre.

¿Quien no recuerda cuando escuchaba: “he barrido el sol de este lugar, arrastre el calor del basural” y lo cantaba todo?

Fue en 1991, que lanzan su disco debut, Los Tres, el que tiene temas como Pájaros de Fuego, He Barrido el Sol, La Primera Vez (dedicada implícitamente a Augusto Pinochet), y Un amor violento.

En 1993 lanzan su segundo trabajo, titulado Se Remata el Siglo, que incluye canciones como: No sabes qué desperdicio tengo en el alma, Gato por liebre y El aval. Pero es con La Espada & La Pared, editado en 1995, cuando definitivamente la rompen. Con este disco la banda consigue el Disco de Oro en veinticinco días y el Disco de Platino en cuarenta y seis días.

Después de eso vienen el Unplugged, pero después, hubo por decirlo de algún modo, una búsqueda de la raíz chilena, que muchos aplaudieron, pero que otros no entendimos; perdiendo el gustillo aquel de una banda que hacía algo chileno, pero distinto, sin que fuese cueca, ya inventada y tratada de ser reinventada.

Los más fanáticos hablan del acercamiento a las formas de música chilena más tradicionales, lo que es bueno por la cueca, porque se le saco del olvido existente en la conciencia popular.
Con la Yein Fonda y las cuecas choras, se desinflaron, pero cuando en 1997 se edita Fome, se sintió eso de que volvían a reinventarse, después del desvío a la exaltación de música chilensis, realizado con la Yein Fonda.
De este disco una de las que mas gusta es La torre de Babel, puede ser por sus letras crípticas y rarificas a los que muchos dimos interpretaciones insospechadas.

Se separaron en el 2000, dedicándose cada uno a lo suyo. Posteriormente, tras seis años de receso, en el 2006 el grupo volvió con un nuevo baterista en calidad de miembro invitado, Manuel Basualto, hermano menor del baterista de Los Bunkers; también de Concepción, con quien reemplazan a Panchito Molina.

El 3 de julio de 2006 salió a la venta el nuevo álbum de la banda, Hágalo Usted mismo, pero, ya no era lo mismo.

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Estoy de acuerdo em muchas apreciaciones, sin embargo prefiero ese título de lo más grande del rock chileno para Los Prisioneros. Dese mi punto de vista, ellos reunen dos aspectos que son fundamentales para una banda de rock (no niego eso a Los 3): Circunstancia y pachorra. Hay que tener las cosas muy claras para imponerse ante un sistema adverso o que te niega. Y segundo, la persistencia y calidad en sus trabajos, más en las letras que en la música... bueno, no eran músicos de academia como sucede con Los 3.

Saludos a mi niña.
Besos!

Dafne dijo...

de acuerdo...
ellos tenían algo que decir y era un epoca en que había mucho que decir y no se atrevía...
a veces no es solo talento, tambien son cojones.

=)