miércoles, 16 de enero de 2008

Como no ser una molestia para el ser “amado”

Después de estas efusivas manifestaciones, me puse a pensar
Y ¿que es el enamoramiento, sino una quimera ilógica?
Una enfermedad mental, que debiese estar cubierta por el Auge.
En nombre del “amor” se hacen demasiadas estupideces.

En ocasiones crees que lo estas haciendo bien, pero solo das malos pasos, desvías tus caminos.
Si no es correspondido te transmuta en loco apasionado, transformando el origen de tu amor, en objeto de deseo inalcanzable. Por eso se llora, para lavar con lágrimas y tocar los pies de la estatua inmaculada del ser amado.
Y no se llora solo con lágrimas, también se hace en reclamos, palabras y gestos… largas esperas bajo la lluvia…

Y suena a vieja amargada, pero no, aun soy niña en ese aspecto, pues también lo he sufrido.
Hablan con la experta en enamoramientos sin correspondencia y no me siento mal por ello, solo abogo por un doctor para esto, es nuestro derecho, para que, cuando se sienta que hace daño, lo arranque de cuajo como un tumor.

Y que más puedo decir, soy de esas personas que:

  • Duerme menos de lo que le gustaría
  • Creo que a veces el silencio es la mejor respuesta y la peor mentira.
  • Casi no veo tele
  • Hablo despacio pero pienso demasiado rápido
  • Sonrío cuando contesto el teléfono
  • Creo en el amor a primera vista
  • Creo en que a veces no obtener lo que quiero es una gran suerte.
  • Creo en que el amor más grande, como todo lo grande de esta vida, conlleva riesgo mayor
  • Amo profunda y apasionadamente, se que puedo salir herida, pero es la única forma de vivir plenamente la vida.
  • Que la mejor relación es aquella en que el amor es más grande que la necesidad por el otro
  • Quiero estar siempre cerca de la persona con quien me gusta conversar.
  • No interrumpo a quienes me demuestran cariño.

Y aquí viene el gran pero… en el amor, ¿como soy?
Soy una molestia, una completa ladilla que acosa y persigue al supuesto amado, peor aun cuando se es tozuda como yo.

Es por eso, que tome el firme propósito de nunca más.
No el enamorarse, eso se disfruta demasiado, sino que nunca mas hacerlo notar o ser demasiado efusiva, ni gesticular con las manos.

Con eso cumplo las tres R

  • Respeto hacia mi misma
  • Respeto a los demás
  • Responsabilidad frente a mis actos.

Así, cuando digas te amo dilo de verdad.
Amor, amor, enamoramientos.
¡Que sobrevalorados en estos tiempos de soledades!…

3 comentarios:

Gabriel dijo...

La cita a Nietzsche, notaaaable!! =P

Saludos!!!

Gabriel dijo...

Ahhh Meeeeegggggg, cómo te aylabiuuuu!!

=P

Lástima (¡!) que estés taan re lejos puuss cabrita. En Hollywooood =(

Saludos!!!

Juan Carlos Céspedes dijo...

Querida Dafne, a partir del d�a lunes tu portal aparecer� recomendado por la Revista La Urraka.
�xitos.

Poeta Juan Carlos C�spedes