sábado, 4 de octubre de 2008

Buscar Colegio = Dolor de Cabeza

Llevo varios días buscando donde diablos estudiara mi hijo el próximo año.
El último tiempo no había tenido problema, estaba en la provincia y no había mucho de donde elegir. Allá, solo había 2 colegios decentes, uno católico y uno de la masonería.

Mmh
Yo estudie en colegio católico y lo que más me molestaba de ello, era el temita aquel de los dogmas.
¿Por que no me podía cuestionar?, ¿porque era así, y así no mas era?
Lamentablemente, eso se termina replicando para todo el resto, no solo para la clase de religión.
Te haces parte de un rebaño, el rebaño escucha y hace lo que el resto del rebaño.
El rebaño repite como loro, es un rebaño de loros-ovejas.
Las ovejas no deben chistar, ni quejarse, aun durante el degollamiento.
Pero no seamos injustos, hay colegios católicos y colegios católicos.
Es más, los Jesuitas no lo hacen nada de mal, porque ellos a pesar de lo católicos que son, se lo cuestionan todo... no quiero un borrego.

Me dejaría muy mal que mi hijo termine estando por lo menos 7 horas diarias de su vida, rodeado de gente que no piensa por si mismo, con compañeritas tiernitas, pero con mas pelo que neuronas en la cabeza, alabando el amor al prójimo, sin amar realmente al prójimo.

Por ahí me soplaron (jejeje), que la educación viene dada en una parte por sus padres y no solo por el colegio (que gran descubrimiento, le daremos el Nobel de educación al personaje aquel).

Me encantaría que la mayoría de la educación fuese dada por nosotros. Pero, seamos menos ciegos, cada día nuestros hijos se la pasan más cercanos a otras familias que a la propia, pues las costumbres se llevan a los colegios.
Nuestros hijos son criados también por la comunidad en la cual estudian y dicha comunidad la componen familias y profesores.

Estudiar en un colegio católico significa padres católicos, obvio.
Un colegio demasiado católico, demasiado mormón, demasiado adventista, implica padres con demasiadas de dichas costumbres, obvio.
Puede no sonar mal, son gente con principios y valores… bla, bla, bla; pero creo no es exclusivo de un colegio religioso transmitir valores éticos.
Los valores se los trasmitimos los padres, las buenas y malas costumbres que nosotros no les damos, viene de fuera y no pensar, es la peor mala costumbre que puede existir. En esa categoría están varios colegios de tonalidad religiosa.

Yo misma estudie en colegio católico, no precisamente de los pagados, por lo que el conocimiento entregado no era esencialmente del más elevado, más bien era de "nivelación", por una cuestión de homogeneizar el asunto; se le lo que hablo. Seamos iguales, que no salgan talentos, ¡saquemos un producto homogeneo, de la medieria!...

Muchas veces yo misma digo con orgullo que no estudie en colegio cuico, o en donde mi mamá tuviese que desembolsar grandes sumas de dinero e igual salí adelante.
Sin embargo, es innegable que cuando vi calculo en la universidad, varios de mis compañeros de mejores colegios ya se peinaban con el tema… pero, ¿donde queda la otra parte?, ¿la de la educación no formal?

Mi mamá en esos años, no me inscribió en el Carmela Carvajal o en el Nº1. No lo hizo porque quedaban más lejos. Hubiese sido agradable, pero ya no fue, lo que tuve basto y se podría decir que la otra parte de la educación me la forje yo misma en biblioteca y con buenos amigos y buenas familias.
Si embargo, hoy por hoy, eso es casi imposible, entre el bombardeo de la TV, los jueguitos online, la PC, la mayor cantidad de horas que están ellos en el colegio.
Ahora hay que esforzarse por encontrar lo más adecuado.
No digo que nos desangremos pagando millones por “una buena educación”. Con eso estarás dejando a tu hijo en un nivel socioeconómico y cultural, tan diferente al propio, si no es su propio nivel, que se sentirá desarraigado cuando llegue a casa.
Tampoco se trata de colocar al pollito en un corral que no le corresponda.
Por otro lado, también me incomodaría llegar a un colegio donde los apoderados se expresen mal o donde no tengan siquiera mi nivel educacional.
Tratar de parlamentar con gente con la cual no se pueda debatir y de inmediato simplemente juzgue. Estar entre personas que creen, que entre el blanco y el negro no existen tonalidades de gris, sería terrible.
Es difícil buscar un buen colegio hoy por hoy…

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Concuerdo, el borreguismoleninismo es una pecado mortal que hay que combatir como quien extirpa un tumor maligno. También me parece que el talento es una de las pocas formas de trabajo neuronal que no necesariamente es dictaminado por el cole o la casa. Creo que es más importante hoy por hoy, llenarse de baba y badulaquerías cósmicas y metafóricas, acerca de lo que deben o no deben hacer los críos, cuando lo de verdad importante es la claridad y coherencia que debiera exhibir el sistema en su conjunto al momento de ponerse a gastar recursos en educar. Aplanar o sacar partido de quienes emiten algún grado de luz...

Saludos y besos a mi autora preferida.

=*

Anónimo dijo...

Yo te diría que hay que hablar a diario con tu hijo, no interrogarlo, pero sí que el mismo te vaya diciendo que paso en el día, verlo en el colegio. Quel a relaidad que experimente él, pueda saber tu punto de vista. Básicamente como resolver y enfrentar los problemas que le salen a diario. Que patrones de respuestas se formen, depende mucho de uno como padre o madre. Cualquier colegio dará lo mismo si no está esa preocupación y además la formacion de habitos.
creo que hoy no se puede dejar a un niño solo con el tema del colegio, dada la competitividad, la exigencia y la no clemencia que hay en todos los colegios que conozco. No quisiera ser niño hoy en día, me habrían reventado. y he visto algunos niños que no lo aguantan. creo que ahora la niñez es más difícil y probablemente más corta.
Que edad tiene tu hijo. hija??

Emilio Harald - perrosdias@yahoo.com